Álvarez de Toledo entiende que a Feijoo no le gusten «algunas de mis intervenciones, como él entenderá que yo no comparta algunas de las suyas»

La portavoz de los populares amenaza a Batet con denunciarla ante el Constitucional si borra del diario de sesiones su acusación a Iglesias de ser «hijo de un terrorista»


Madrid / La Voz

La portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, se ha referido a las declaraciones del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, en las que, sin nombrarla, aseguró que el Gobierno «ha perdido los papeles» y que los populares no deberían hacer lo mismo cayendo en las provocaciones. «Basta ya de espectáculos parlamentarios. Tenemos 30.000 muertos», dijo Feijoo.

Álvarez de Toledo ha «agradecido» al presidente gallego que se manifestara públicamente tras su enfrentamiento con el vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, al que definió como «hijo de un terrorista». Pero aclaró: «Entiendo perfectamente que a él no le gusten algunas de mis intervenciones, como estoy segura de que él entenderá que a mí no me gustan algunas de las suyas». 

«No comparto su valoración de mi intervención, no comparto su valoración de la situación en el Parlamento, ni del debate que se produjo la semana pasada en el Parlamento. Entiendo que no le puedan gustar algunas de mis intervenciones y tiene toda la libertad para discrepar de mí», aseguraba Álvarez de Toledo. «Del mismo que yo me tomaré la libertad de hacerlo si considero que es necesario», añadía la portavoz del PP, que insistía en que consideraba que esta era la forma «madura y certera» de mantener un debate dentro de un partido «con total naturalidad».  

El desencuentro entre la portavoz popular y el líder gallego viene de lejos. La hoy portavoz popular escribió un artículo en tiempos de Mariano Rajoy en el que explicaba que había dejado de votar al PP, calificando de nacionalistas las políticas del presidente de la Xunta y cuestionando sus convicciones. 

La portavoz del PP ha asegurado que no ha recibido del presidente del partido, Pablo Casado, «queja ni discrepancia alguna» y que tampoco se ha planteado poner su cargo a disposición del partido por esta cuestión, porque no le ve «relevancia». Tampoco ha pensado en dejar la portavocía del partido en anteriores ocasiones en las que su comportamiento ha generado polémica. «El día que me vaya me iré: las cosas se hacen así en política. El día que uno se quiere ir se va y anuncia que se va, no se queda amagando ni jugueteando», ha concluido.

Álvarez de Toledo no solo se ha reiterado hoy en sus declaraciones sobre Iglesias, sino que ha explicado que está dispuesta a recurrir al Tribunal Constitucional si la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, borra del diario de sesiones de la Cámara Baja, las palabras «hijo de un terrorista», tal y como pidió Batet que se haga inmediatamente después de del incidente. Reveló que ha mantenido una conversación con la presidenta del Congreso en la que apeló a su «responsabilidad personal» para que se mantenga esta expresión que, según ha dicho, no es un «insulto» sino un «hecho». A su juicio las palabras de un diputado «no pueden estar secuestradas» o quedar reflejada entre corchetes, «que son como esposas».

Iglesias, que se refirió reiteradamente a la portavoz popular como «señora marquesa», ya anunció desde la misma tribuna que recomendaría a su padre emprender acciones legales contra la portavoz popular.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Álvarez de Toledo entiende que a Feijoo no le gusten «algunas de mis intervenciones, como él entenderá que yo no comparta algunas de las suyas»