El Gobierno reconsiderará la prohibición de la pesca y la caza durante la fase 1

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado MADRID | LA VOZ

ESPAÑA

Sanidad estudiará también a partir de mañana la posibilidad de aplicar un paquete de medidas específicas para la desescalada en la España rural

10 may 2020 . Actualizado a las 16:17 h.

A partir de mañana el mando único de Sanidad establecido por el Gobierno estudiará una reconsideración de aplicar un paquete de medidas diferenciado para las zonas rurales a la hora de proceder a la desescalada, así como la posibilidad de que los aficionados a la pesca y a la caza puedan practicar estas dos actividades en la fase 1, tal y como estaba previsto, aunque finalmente se postergaron estos permisos a la siguiente etapa. Se tratan de dos de las peticiones en las que han coincidido varios dirigentes autonómicos en la videoconferencia que mantuvieron esta mañana con Pedro Sánchez. «Vamos a estudiarlo», afirmó el ministro de Sanidad, Salvador Illa.

Illa compareció en rueda de prensa junto a la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en una intervención en la que volvieron a apelar a la «prudencia» ciudadana durante el proceso de desescalada para «controlar la pandemia», pero también insistieron en que los presidentes autonómicos deberían regirse por este principio de cautela, a raíz de las quejas recibidas por los mandatarios de distintas comunidades que no han logrado promocionar, al completo o en parte, a la siguiente fase. «Entendemos una cierta decepción en los sitios que tengan que permanecer en la fase cero, pero lo grave sería alejarse del criterio sanitario y dejarse llevar por política o por cuestiones de cualquier otra índole. Correr más de lo debido, no nos lo podemos permitir», manifestó la ministra de Hacienda. «Hay personas a las que le gustaría, pero forzar el ritmo podría costar muy caro», dijo, argumentando que la aparición de un nuevo brote de contagios también perjudicaría a la esfera económica a medio y a largo plazo. 

Por otra parte, Montero e Illa coincidieron en presentar el estado de alarma como la «única herramienta» posible para proceder a la desescalada. Las fuerzas de la oposición y distintos aliados parlamentarios reclaman una alternativa jurídica, pero tal y como avanzó ayer Sánchez en su comparecencia, Moncloa no lo contempla, por lo que todo apunta a que en unos días el presidente regresará al Congreso para solicitar una nueva prórroga. «Nada comparable a ningún tipo de ley orgánica por mucho desarrollo que esta tuviera», sostuvo Montero.