Los presos del 1-O y Assange lideran una ofensiva ante la ONU para denunciar la situación en las cárceles durante la pandemia

Denuncian el «incumplimiento» de las normas internacionales pese a disfrutar de semilibertad

Uno de los momentos del juicio por el «próces» secesionista
Uno de los momentos del juicio por el «próces» secesionista

REDACCIÓN / AGENCIAS

Los nueve líderes independentistas presos han enviado una carta conjunta con otros activistas internacionales en prisión, entre ellos Julian Assange, para denunciar ante la ONU la situación de las cárceles durante la pandemia del covid-19.

En la carta, difundida este miércoles por las entidades ANC y Òmnium Cultural, los firmantes se dirigen a Michele Bachelet, Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, como «presos políticos» y denuncian el «incumplimiento» de las normas internacionales y de las «directrices y recomendaciones» de la ONU.

En este sentido, invocan unas «declaraciones del pasado 25 de marzo» de la propia Bachelet, en las que «pidió a los gobiernos que tomasen medidas urgentes para proteger la salud y la seguridad» de los presos ante la pandemia del coronavirus.

«Nos preocupa que muchos Estados no estén cumpliendo con sus recomendaciones», alertan, ya que a su entender «mantener presos en detención durante esta pandemia comporta un alto riesgo para su vida y la salud, por lo que debería ser exclusivamente una medida de último recurso».

Y añaden: «La situación es aún más preocupante si tenemos en cuenta la falta de higiene, recursos sanitarios y el amontonamiento que se vive en las cárceles y centros de detención de la mayoría de nuestros países», señalan, sin entrar en detalles.

Entre los firmantes figuran los nueve líderes independentistas condenados por el Tribunal Supremo -Jordi Sànchez, Jordi Cuixart, Oriol Junqueras, Carme Forcadell, Raül Romeva, Dolors Bassa, Joaquim Forn, Josep Rull y Jordi Turull-, así como Julian Assange y activistas de Argentina, Colombia, Guatemala, Honduras y Marruecos. Firman la carta, por ejemplo, Milagro Sala y Luis D'Elía (Argentina), Julián Andrés Gil Reyes, Jose Vicente Murillo y Jorge Enrique Niño (Colombia), Bernardo Caal Xol (Guatemala), los activistas saharauis Bachir Mahdar Khada y Mahfouda Bamba Lefkir, así como el rifeño Nasser Zefzafi. También se han sumado los hondureños Jeremías Martínez, Porfirio Sorto Cedillo, Ewer Alexander Cedillo, José Daniel Márquez, Kelvin Romero, José Abelino Cedillo, Arnold Alemán Soriano y Orbin Hernández Hernández.

Los nueve condenados por el desafío secesionista del 1-O disfrutan de una semilibertad anticipada cuando apenas han cumplido una mínima parte de sus condenas, que oscilan entre los nueve y los trece años por los delitos de sedición y malversación agravada. Todos ellos salen a trabajar cinco días a la semana y disfrutan ya del segundo grado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los presos del 1-O y Assange lideran una ofensiva ante la ONU para denunciar la situación en las cárceles durante la pandemia