Sánchez hablará el lunes con Casado y espera que el PP se sume a los Pactos de la Moncloa

El Gobierno asegura que ERC se une al acuerdo, pero los republicanos afirman que no van a «blanquear las estafas del 77»


Madrid / La Voz

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se reunirá el próximo lunes a las 11 horas con el líder del PP, Pablo Casado, en el marco de la ronda de contactos políticos abierta por el Ejecutivo con el objetivo de firmar unos nuevos Pactos de la Moncloa y hacer frente así a las crisis provocada por el coronavirus. Así lo ha anunciado en rueda de prensa la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero. La fecha definitiva llega después de un tenso pulso entre el Gobierno y el líder del PP, que consideró «un insulto» que se hubiera anunciado una reunión para el jueves pasado sin siquiera consultarle. «Confiamos en que el PP se sume a esta iniciativa», ha afirmado Montero en referencia a la mesa para la «reconstrucción social y económica» a la que ha invitado a todas las fuerzas políticas. El PP ya ha dejado claro, sin embargo, que su intención es llegar a acuerdos sectoriales, sin vincular las negociaciones a unos nuevos Pactos de la Moncloa.

A juicio del Gobierno, es «muy importante» que el PP se sume a esta «gran alianza» para que todos remen «en la misma dirección». El Gobierno sigue manteniendo el optimismo sobre la posibilidad de un acuerdo del que solo se han excluido por ahora Vox y la CUP, a pesar de que todas las fuerzas políticas que han sido contactadas han expresado grandes reticencias, en especial por la falta de concreción del jefe del Ejecutivo sobre los objetivos que persigue. Sánchez se ha entrevistado esta mañana con el portavoz de ERC, Gabriel Rufián y, según Montero, este ha expresado su «intención de participar en este acuerdo» y su predisposición a buscar soluciones ante la urgencia de sentarse en «un espacio de reflexión». «Seguimos avanzando y seguimos sumando apoyos a esta iniciativa», ha señalado Montero.

Su optimismo contrasta con la interpretación de ERC sobre el resultado del encuentro. «No estamos aquí para blanquearlos, no repetiremos los errores / estafas del 77 y no aceptaremos ninguna invasión competencial», señaló el partido en un comunicado. Rufián ha trasladado a Sánchez, las críticas de ERC por la gestión del Ejecutivo en la crisis del coronavirus y le ha advertido de que su formación rechaza negociar unos nuevos Pactos de la Moncloa, aunque sí se ha mostrado dispuesto a acordar medias económicas y sociales.

Tras la videoconferencia de Sánchez con Rufián, ERC expresó su disconformidad con «la centralización de competencias y de material» por parte del Gobierno, con «los recortes en las políticas activas de empleo» y con «la perspectiva ultranacionalista de la crisis» y las apelaciones a la unidad política, así como con la presencia del Ejército en el «mando de la comunicación de crisis». ERC reprocha a Sánchez además sus «aproximaciones a la derecha» y su «improvisación constante». A su juicio, la salida a esta situación pasa por una respuesta a la crisis desde «lo público», por la instauración de la «idea» de la República y por «reactivar» la Mesa Gobierno-Generalitat para abordar el conflicto de Cataluña que «sigue vigente» a pesar de que «la represión no se detiene». El Gobierno, aseguran en ERC, podrá contar ellos para «implementar políticas económicas y sociales» que dignifiquen «la vida de la gente». El Ejecutivo contestó posteriormente que no se retomará la mesa de diálogo con la Generalitat hasta que no acabe la pandemia del coronavirus, porque lo «razonable» en estos momentos es que todas las administraciones dediquen sus «energías» y recursos a la batalla contra la COVID-19. Pero aseguró que esa negociación se retomará «cuando esto acabe». A lo largo del día de hoy, Sánchez hablará también con EH Bildu, partido con el que por primera vez mantendrá  una reunión bilateral, y con los miembros del Grupo Mixto. 

El Gobierno cree que el acuerdo al que se llegue en la negociación en la mesa de reconstrucción debe ser el paso previo para un pacto que permita aprobar con gran apoyo político unos Presupuestos de reconstrucción para el año 2021, para los que espera contar también con la todas las fuerzas políticas. El Gobierno renuncia ya a aprobar unas cuentas públicas para el 2020, por lo que serán prorrogadas y seguirán en vigencia las aprobadas en el 2018 por el Gobierno de Mariano Rajoy. Tras la crisis provocada por el coronavirus, el Ejecutivo entiende que el cuadro macroecónmo ha quedado desfasado y Sánchez centra sus esfuerzos los Prsupuestos del 2021.

El Ejecutivo sigue sin embargo sin dar explicación alguna sobre el contenido de las materias a tratar en la mesa que propone ni sobre la metodología que se empleará para las sesiones de negociación. No hay por ahora ni documento ni calendario de trabajo. Tras hablar con Casado, Sánchez convocará de inmediato la mesa con un orden del día «abierto y flexible» sin acotar, según Montero, «el perímetro de discusión que los partidos quieran adoptar». La actitud de Sánchez, según Montero es «humilde» y de «mano tendida». Montero ha rechazado una vez más cuestionar la encuesta del CIS que preguntaba por una posible censura a los medios y ha señalado que lo importante es que ese sondeo indica que la mayoría de españoles quieren que los partidos se pongan de acuerdo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Sánchez hablará el lunes con Casado y espera que el PP se sume a los Pactos de la Moncloa