Los españoles, divididos por la gestión del Ejecutivo

El 47,8 % critican la política del Gobierno con el COVID-19 y el 46,5 % confían en sus decisiones


madrid / La Voz

Casi la mitad de los españoles desaprueban la gestión del Ejecutivo en la crisis provocada por el COVID-19. Y aún son más, un 60 %, aquellos a quienes el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, les inspira poca o ninguna confianza. Los que confían en el líder del PSOE son un 39 %. Según el barómetro especial del CIS que presentó este miércoles por sorpresa su director, el socialista José Félix Tezanos, un 47,8 % afirman que «la política que está siguiendo el Gobierno actual para luchar contra el COVID-19 en su conjunto» les merece poca o ninguna confianza. Frente a ellos, un 46,5 % confían en la acción del Ejecutivo.

PIDEN MÁS INFORMACIÓN

Primera preocupación del país. La mayoría de los ciudadanos, un 54,5 %, estiman que el Ejecutivo debería dar más información sobre el COVID-19 frente a un 44,3 % que consideran que se informa correctamente. El coronavirus es citado como una de sus principales preocupaciones por un 49,3 %, lo que lo convierte en el primer motivo de inquietud del país, por delante de los problemas económicos (39,1 %), el paro (36 %) y el mal comportamiento de los políticos (20,9 %).

Angustia económica

Preocupación por el paro. Los efectos económicos que provocará la pandemia en España y la destrucción de empleo que llevará aparejada son vistos con angustia por una inmensa mayoría. Un 97,3 % creen que las consecuencias en ese sentido serán graves o muy graves. También son mayoría (53,7 %) los que creen que dentro de un año la situación económica será peor que la actual. Sorprende, sin embargo, que un 72,1 % opinen que dentro de un año su situación económica será igual o mejor que ahora.

La mayoría quieren acuerdo

Víspera de los contactos. El día anterior a que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, inicie una ronda de contactos con los líderes políticos para tratar de sumar su apoyo a unos nuevos Pactos de la Moncloa, el CIS hace público el sondeo en el que pregunta si en las actuales circunstancias «los partidos y líderes de la oposición tienen que colaborar y apoyar al Gobierno en todo lo posible», aplazando las críticas. Como respuesta a esa pregunta, un 87,8 % opinan que hay que apoyar al Ejecutivo y apartar las críticas. El CIS pregunta también si una vez superada la crisis habría que hacer un «esfuerzo especial» para llegar a grandes acuerdos, a lo que un 91,4 % responden afirmativamente. Pese a su valoración negativa de la gestión del Ejecutivo, los ciudadanos se muestran dispuestos a aceptar las restricciones de libertad de movimientos impuestas como consecuencia de la declaración del estado de alarma. Hasta un 97,3 % estiman que esas decisiones son necesarias. De hecho, un 39,1 % entienden que se deberían tomar medidas aún más estrictas, frente a un 58,3 % que opinan que las que se han adoptado por ahora son suficientes.

escaso desgaste

Socialistas y Unidas Podemos pierden votos. El sondeo refleja el desgaste del Gobierno como consecuencia de su gestión. La expectativa de voto del PSOE baja siete décimas, pasando del 31,9 al 31,2 %. Es mayor el descenso de Unidas Podemos, socio en el Ejecutivo de coalición, que pierde casi un punto y queda en un 12 %. El PP sube del 19,6 al 21,1 %, aunque su líder, Pablo Casado, inspira poca o ninguna confianza al 77 % de los encuestados. Ciudadanos se recupera ligeramente, con un 7,6 %, y el BNG mantiene el 0,5 % del voto a nivel nacional.

Las entrevistas para elaborar el estudio se llevaron a cabo del 30 marzo al 7 de abril, antes, por tanto, de que el Congreso aprobara la segunda prórroga del estado de alarma. Pese a la dureza de las condiciones de confinamiento en los hogares, un 91 % dicen estar llevándolo bien o muy bien y un 93,5 % estiman que los españoles estamos dando un ejemplo de civismo.

La oposición critica la falta de material y la situación económica

Fran Balado

Sánchez defiende en el Congreso las medidas que tomó para luchar contra el virus

El Congreso de los Diputados volvió a evidenciar este miércoles una vez más su disconformidad con la gestión del Gobierno de la crisis del coronavirus, que deja ya más de 18.700 muertos oficiales y un panorama desolador en el apartado económico. Una tormenta de críticas procedente tanto de la bancada de la oposición, en bloque, como de los escaños ocupados por las fuerzas que tan solo tres meses atrás permitieron la investidura. Sin embargo, a diferencia de los últimos debates en los que Sánchez logró prorrogar el estado de alarma, consciente de que pronto abrirá la ronda de entrevistas en busca de esa reedición de los Pactos de Moncloa, esta vez la estrategia del presidente consistió en evitar los choques cuerpo a cuerpo, limitándose a defender las medidas aplicadas por su Gobierno contra la pandemia, llegando incluso a presumir de números.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
26 votos
Comentarios

Los españoles, divididos por la gestión del Ejecutivo