La Generalitat autoriza las salidas de los presos del 1-O a trabajar

La medida podría beneficiar a cinco de los nueve reos independentistas

Oriol Junqueras, a su llegadaa principios de marzo al campus de la UVic-UCC en Manresa,
Oriol Junqueras, a su llegadaa principios de marzo al campus de la UVic-UCC en Manresa,

Barcelona / Colpisa

Los presos que tienen trabajo fuera de los centros penitenciarios podrán reincorporarse a sus puestos de trabajo a partir de este miércoles, según la orden que ha dictado la Generalitat a partir del levantamiento por parte del Gobierno central de la hibernación de la actividad económica, que en Cataluña se produjo este martes.

La medida afecta a las personas clasificadas en tercer grado y a los presos en segundo grado a los que se les aplica el artículo 100.2 del régimen penitenciario (22 en toda Cataluña), como es el caso de los presos del procés. En concreto a seis de ellos (Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Cuixart, Quim Forn, Jordi Turull y Josep Rull), pues no todos los reos independentistas tienen permiso para salir a trabajar, ya que en algunos casos la autorización que recibieron semanas atrás para abandonar el penal era para realizar labores de voluntariado. Esta es la situación de Carme Forcadell, Dolors Bassa y Jordi Sànchez, que salieron antes de que se decretara el estado de alarma para cuidar a sus familiares o hacer labores de voluntariado. En el caso de Junqueras, es posible que tampoco pueda salir, ya que el rectorado de la Universidad de Vic, donde fue contratado como profesor, ha suspendido las clases y ha cerrado el campus.

La autorización para salir a trabajar, según el Departamento de Justicia del Govern, es para los reos que están confinados en su casa durante el estado de alarma y para los que han permanecido en a cárcel, como los dirigentes secesionistas condenados a penas de nueve a trece años por sedición y malversación.

Con el decreto de confinamiento total de la población, la Consejería de Justicia de la Generalitat abrió la puerta a que los presos del procés pudieran pasar en casa el confinamiento por riesgo a ser contagiados dentro de las cárceles. Sin embargo, las juntas de tratamiento de las prisiones catalanes denegaron este permiso al 85 % de los presos bajo este régimen penitenciario, incluidos los nueve independentistas. La decisión llegó después de que el Supremo advirtiera a los funcionarios de que podrían incurrir en un delito de prevaricación si autorizaban la excarcelación.

La Generalitat pide ahora a los presos en tercer grado o con 100.2 que para poder salir de prisión deben acreditar que la empresa para la que trabajan ha recuperado la actividad. Los que salgan cambiarán de módulo para dormir en celdas ubicadas en el área de ingresos de su prisión o bien se trasladarán hacia centros abiertos. De este modo, la Generalitat tratará de evitar la convivencia de los internos en contacto con el exterior con los que no salen de los equipamientos penitenciarios, para dificultar la propagación del coronavirus entre la población reclusa. 

Declaraciones polémicas

La resolución llegó en plena tormenta por las últimas reflexiones de Oriol Junqueras a favor de la independencia. En un artículo remitido a La Vanguardia, el líder de ERC insistió en que ve urgente que Cataluña sea un estado independiente. «El Estado español no nos sirve, no es útil para los ciudadanos de Cataluña. Necesitamos urgentemente un Estado propio capaz de afrontar con valentía las reformas que hacen falta para el mundo que nos viene. Y esto comienza como siempre por ejercer la democracia: el derecho a la autodeterminación», escribió el exvicepresidente de la Generalitat catalana.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La Generalitat autoriza las salidas de los presos del 1-O a trabajar