Corinna Larsen dice que denunció porque fracasó su plan de pactar con Juan Carlos de Borbón

El emérito se reunió sin éxito con la alemana hace un año

Don Juan Carlos, el pasado febrero en Madrid
Don Juan Carlos, el pasado febrero en Madrid

Redacción

Corinna Larsen afirma que se reunió en marzo del pasado año con el rey Juan Carlos y solicitó a la casa real entablar «un diálogo de buena fe, sin pedir contrapartidas indebidas», con el objetivo de que se pusiera fin a «la campaña de abuso» de la que se consideraba víctima al ser investigada por la Fiscalía de Suiza. En un comunicado, Robin Rathmell, el abogado de la aristócrata alemana, señala que después de que enviara en marzo una primera misiva a la Zarzuela para abrir ese diálogo, recibió la visita de don Juan Carlos. Posteriormente, volvió a mandar «varias cartas de seguimiento, sin hacer demandas», aunque sin resultado.

«Nuestras solicitudes de buena fe para un diálogo nuevamente quedaron sustancialmente sin respuesta», lamenta el abogado de la que fuera amiga personal de don Juan Carlos.

Según el letrado, Corinna solo buscaba «poner fin a la campaña de acoso contra ella y salvaguardar su seguridad y la de sus hijos» y no planteó ningún tipo de chantaje. «Nunca se han hecho demandas indebidas, financieras o de otro tipo, a la Casa Real. De hecho, nuestro cliente quería que la casa real tuviera todos los hechos relevantes para hacer su propia evaluación de su posición en estos asuntos serios», argumentó el abogado ante las «desinformaciones» publicadas en España.

El representante de la empresaria alemana muestra su sorpresa de que «ciertas personas» sostengan ahora que hubo «algún tipo de chantaje u otro propósito inapropiado», lo que considera «absurdo» a tenor de los intentos por buscar el diálogo.

Corinna insiste en que «no está involucrada» en la investigación que lleva a cabo la Fiscalía suiza por la supuesta donación de 65 millones de euros que recibió de una fundación panameña vinculada al rey emérito.

Según El Confidencial, el encuentro entre Juan Carlos I y Corinna tuvo lugar en Londres el 16 de marzo del 2019 para tratar de llegar a un pacto de no agresión, pero el resultado no fue satisfactorio para ninguna de las dos partes. Esta cita se concertó unos días después de que la aristócrata alemana remitiera una carta a Felipe VI para informarle de que, entre el 2008 y el 2012, figuró como segundo beneficiario de una cuenta en Suiza que llegó a albergar 100 millones de dólares.

El conocimiento por parte de don Felipe esta circunstancia le llevó a renunciar a la herencia de su padre y a retirarle la asignación que recibe del Estado. 

Caceroladas

Mientras, en las calles de toda España se produjeron ayer caceroladas esporádicas para pedir la donación del dinero recibido por el emérito a la sanidad pública.

Además, el alcalde de Vitoria, Gorka Urtaran, anunció que ha iniciado un expediente administrativo para retirar el nombre de Juan Carlos I a una avenida de la capital alavesa porque «este señor ha demostrado que no se merece tener una calle» en esta ciudad. Urtaran aseguró que tras las decisiones de Felipe VI, que «ha repudiado» a su padre, está «claro que este señor cobró por presuntas actividades irregulares al menos 100 millones de euros de Arabia Saudí y la capital alavesa merece que sus calles lleven el nombre de personas honradas, honestas, que han trabajado por el bien común».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
19 votos
Comentarios

Corinna Larsen dice que denunció porque fracasó su plan de pactar con Juan Carlos de Borbón