Sánchez considera «necesarias y coherentes» las medidas de Felipe VI para desvincularse de su padre

Expresa el apoyo de todo el Gobierno a su decisión de renunciar a la herencia del rey emérito y retirarle la asignación


Madrid / La Voz

«Necesarias y coherentes». Así ha calificado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, la medidas tomadas por Felipe VI para renunciar a la herencia que pudiera corresponderle del rey emérito Juan Carlos I y retirarle la asignación con cargo a los presupuestos tras hacerse público que el actual jefe del Estado figuraba como segundo beneficiario en una cuenta que recibió presuntamente comisiones ilegales.

Durante la rueda de prensa celebrada en Moncloa tras el Consejo de Ministros, Sánchez ha admitido que se trata de un asunto «que ha sobresaltado al conjunto de la opinión pública», pero ha expresado su respaldo al jefe del Estado asegurando que su decisión es coherente con «las actuaciones tendentes a la transparencia y la ejemplaridad que ha impulsado Felipe VI durante su mandato». «A juicio del gobierno y mío, lo único que puedo hacer es apoyar esta decisión adoptada por Felipe VI», ha señalado Sánchez, para dejar claro que es el Ejecutivo en pleno el que respalda al monarca.

El rey dirigirá mañana a las 21:00 un mensaje a la nación tras reunirse con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el resto del comité técnico de crisis creado para gestionar la crisis del coronavirus.

El futuro judicial de Juan Carlos de Borbón depende de su inviolabilidad

MATEO BALÍN
El rey Felipe VI junto a su padre,  durante la reunión del patronato de la Fundación Cotec del 2019
El rey Felipe VI junto a su padre, durante la reunión del patronato de la Fundación Cotec del 2019

La Fiscalía dijo en el 2018 que no podía investigar al emérito por hechos previos al 2014

El escudo de la inviolabilidad del rey Juan Carlos mientras fue jefe del Estado (1975-2014) será el meollo jurídico de los diferentes frentes procesales en ciernes. No solo en España, con las pesquisas de Anticorrupción sobre las presuntas comisiones en el AVE saudí, sino también en Suiza, donde la Fiscalía de Ginebra tiene diligencias abiertas desde el 2018 por presunto blanqueo de capitales, y en el Reino Unido, donde Corinna Larsen ha anunciado una demanda por el acoso sufrido «hasta hoy».

Más allá de las revelaciones del caso Villarejo en el verano del 2018, el giro inmediato de los acontecimientos tuvo lugar el pasado 4 de marzo. La Tribuna de Ginebra publicó que Juan Carlos de Borbón tenía una cuenta en un banco suizo radicado en Bahamas. Estaba a nombre de la sociedad panameña Fundación Lucum. En ese depósito habría ingresado 100 millones de dólares en el 2008 del rey saudí Abdalá. Y de ahí salió en el 2012 una entrega a Corinna de 65 millones de euros que ahora investiga Suiza.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Sánchez considera «necesarias y coherentes» las medidas de Felipe VI para desvincularse de su padre