El PSOE intenta proteger su diálogo con Esquerra atacando al expresidente catalán huido: «No escucha a Cataluña»


La Voz

Tras las críticas realizadas por Carles Puigdemont a la mesa de diálogo entre el Gobierno español y el catalán, la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha salido a defender no solo este foro de encuentro sino también a ERC, el socio exterior del Gobierno de coalición, por su participación en la misma. Así, la también portavoz socialista en el Congreso ha puesto de manifiesto la actitud de su partido y de ERC en la búsqueda de soluciones para Cataluña a diferencia de la que, desde su punto de vista, mantiene el expresidente Carles Puigdemont, y es que, a su juicio, mientras los socialistas y los republicanos «escuchan al pueblo catalán», el exmandatario huido «escucha poco».

Así se ha pronunciado Lastra antes de participar en un desayuno informativo protagonizado por su homólogo de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián. «Lo primero para afrontar el diálogo es la escucha y creo que aquí hay gente que escucha poco, sobre todo al pueblo catalán», ha subrayado Lastra. «Hay otros que escuchamos más, el PSOE y ERC escuchamos al pueblo catalán, que lo que quiere es acabar con la confrontación, entenderse y buscar ese cauce para afrontar este conflicto», ha abundado.

El propio Rufián lanzó verdaderas críticas a Puigdemont diciendo que «está bien que te aplaudan en Perpiñán, pero el reto es que lo hagan en Cornellá». Al dardo republicano replicó la portavoz de JxCat en el Congreso, Laura Borràs, afirmando que tan importante es la movilización ciudadana para asistir al mitin que protagonizó en la localidad francesa de Perpiñán el expresidente huido como la acción política de los partidos en las instituciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El PSOE intenta proteger su diálogo con Esquerra atacando al expresidente catalán huido: «No escucha a Cataluña»