Arrimadas arrasa en la elección de delegados de Ciudadanos

Igea gana en Galicia, que le da un tercio de sus 21 compromisarios

La presidenta y portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, junto al vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea
La presidenta y portavoz de Ciudadanos en el Congreso, Inés Arrimadas, junto al vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea

Redacción

Inés Arrimadas ha ganado por goleada la primera prueba ante la militancia para convertirse en la sucesora de Albert Rivera en la presidencia de Ciudadanos tras las primarias del próximo fin de semana. La candidata del sector oficialista, que ejerce ya de facto como negociadora con el resto de fuerzas políticas, además de ostentar la portavocía en el Congreso, ha arrasado a su principal contrincante, Francisco Igea, en las votaciones para elegir a los compromisarios que participarán en la asamblea general del partido, que tendrá lugar el 14 y 15 de marzo. Durante la votación celebrada este fin de semana, en la que los afiliados participaron en su gran mayoría por vía telemática, la candidatura de Arrimadas bajo el nombre de Unidos y Adelante se hizo con 277 de los 355 compromisarios mientras que los críticos de Igea, con la marca Ciudadanos eres tú, se quedaron en solo 21, según los datos ofrecidos por ambos sectores, que aún no son oficiales.

En términos de porcentaje, la diferencia es de un 79 % a favor de Arrimadas frente un 5,9 % de Igea. De hecho, el principal representante del sector crítico ha quedado por detrás de los aspirantes a compromisarios independientes, que lograron 52 actas, lo que representa un 14,7 % del total, aunque los dos equipos se adjudican el apoyo de buena parte de estos últimos. La participación entre los 20.713 afiliados con derecho a voto fue del 51,6 %, superior al 47,7 % del congreso del 2017. El resultado de la elección de compromisarios es un indicador claro de que la ex líder del partido en Cataluña parte con gran ventaja para hacerse con la presidencia del partido en un momento crítico para la formación tras los pésimos resultados obtenidos en las últimas elecciones generales.

Solo 890 militantes en Galicia

Pese a la gran ventaja de Arrimadas en el cómputo nacional, especialmente aplastante en Madrid y Barcelona, destaca el hecho de que el sector de Igea se impusiera en Galicia, después de que la candidata de Arrimadas, Beatriz Pino, ganara las primarias en la comunidad por solo 16 votos al crítico Manuel Jesús Morgade. Los de Igea han logrado nueve compromisarios en Galicia, llevándose los dos que estaban en liza en Lugo, ganando en Pontevedra y A Coruña, con tres en cada circunscripción, y logrando uno en Ourense. En total, Arrimadas obtuvo cinco.

Galicia acapara así más de un tercio de los 21 delegados con los que Igea llegará al congreso del partido. Su candidatura integra a dos gallegas en la ejecutiva, la concejal en Lugo Olga Louzao y la ex secretaria de programas en Galicia María Ángeles Fernández. Ciudadanos no tiene representación en el Parlamento gallego y la implantación de una organización estable en la comunidad se ha visto dificultada por las disputas internas. En las primarias de la comunidad, solo hubo 330 votos sobre un censo de 890 militantes. Pino obtuvo 156 y Manuel Jesús Morgade, 140.

El líder será escogido directamente por los militantes en las primarias 

G. B.

La votación para designar a los 355 compromisarios electos que participarán en la asamblea extraordinaria de Ciudadanos, en la que se decidirá el futuro del partido, es independiente de las primarias que se celebrarán este fin de semana, en las que los militantes elegirán directamente al futuro líder de la formación. A la espera de que los dos principales aspirantes, Inés Arrimadas y Francisco Igea, con la presencia casi testimonial de un tercer candidato, el valenciano Ximo Aparici, se midan directamente ante los afiliados después de celebrar un debate previsto para esta semana, de momento lo único decidido es que el sector de Arrimadas controlará cómodamente el congreso del partido. 

Pero, pese a la enorme diferencia en número de compromisarios obtenida por Arrimadas, el sector crítico relativiza esas cifras de cara a las primarias, dado que los sistemas de votación son distintos. El modelo de elección de delegados premia al ganador ya que, aunque las candidaturas son a título individual, el militante vota a tantos aspirantes como representantes tenga su provincia. Y la mayoría tiende a apoyar a todos los adscritos a uno de los candidatos a las primarias. Igea confía en que la diferencia en votos entre ambos candidatos esté mucho más ajustada y que en la semana que resta de campaña dé la vuelta a los resultados.

Además de en Galicia, los resultados del sector crítico han sido especialmente buenos en La Rioja, Melilla, Valladolid y Ávila, únicos territorios en los que la candidatura de Igea se impuso a la de Arrimadas. Pero en lo aplastante de los resultados de la elección de compromisarios de este fin de semana ha influido la gran fortaleza de la actual portavoz parlamentaria en Madrid, donde obtuvo 48 compromisarios frente uno de Igea, y en Barcelona, donde el resultado fue 26 a cero. Una situación que, de repetirse en las primarias, le garantizaría la victoria. 

Madrid y Barcelona, decisivos

En esa asamblea general extraordinaria, convocada tras la dimisión de Albert Rivera ante la pérdida de 47 diputados en las pasadas elecciones generales, el principal debate serán los cambios estatutarios, en los que se definirá la estrategia y la organización de la formación, que es lo que votarán directamente los delegados y quedará plasmado en un documento político. Arrimadas rechaza el modelo de partido que plantea Igea, que pretende potenciar las baronías autonómicas. Frente a ello, aunque propone dar más voz a la militancia, defiende el mantenimiento del modelo que caracterizó la etapa de Rivera, con un poder fuertemente centralizado en el que el comité ejecutivo monopolice casi todas las decisiones.

El otro gran debate es el ideológico. Igea considera que fue un error no intentar llegar a un acuerdo con el POSE tras las generales de abril, cundo sumaban 180 escaños, mientras que Arrimadas avala la decisión tomada en su día por Rivera y mantiene las distancias con los socialistas, aunque tras la debacle del 10N Rivera intentó formar un Gobierno de coalición en el que se incluyera también al PP.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Arrimadas arrasa en la elección de delegados de Ciudadanos