Cae una red de estafadores que timó a más de un centenar de autónomos por supuestos impagos del recibo de la luz

Exigían el pago inmediato de la deuda y se apoderaron de más de cien mil euros


REDACCIÓN / AGENCIAS

«Tienes dos recibos pendientes, o pagas o te cortamos ahora mismo la luz». Así estafó una red, desmantelada ahora por la policía nacional, a la memos 110 autónomos y pequeños empresarios, a los que estafó más de 100.000 euros exigiéndoles e pago inmediato de las dos últimas facturas de la luz.

Según informa la Dirección General de la Policía, en la operación han sido arrestadas 20 personas que se hacían pasar por personal de compañías de suministro eléctrico para exigir por teléfono el pago inmediato de las dos últimas facturas de la luz, supuestamente impagadas, bajo amenaza de cortar el suministro en ese mismo momento.

La organización desmantelada, que estafó más de 100.000 euros, aprovechaba los momentos en que los restaurantes se encontraban más llenos, o las carnicerías tenían más género, para generar más temor en sus víctimas al corte de luz.

Durante la operación, los agentes han practicado seis registros en las localidades madrileñas de Parla y Ciempozuelos, en los que se han intervenido más de 80.000 euros en efectivo y diversa documentación falsificada.

Las primeras pesquisas tuvieron lugar el pasado mes de noviembre cuando los investigadores detectaron varias estafas con similar modus operandi en Mérida.

Ante estos hechos, los agentes detectaron que tras estos timos se encontraba una organización criminal, estructurada en tres niveles, que operaba desde los citados municipios madrileños.

En el primer nivel de responsabilidad se encontraban los miembros de la trama que compraban teléfonos móviles prepago, dados de alta a nombre de terceras personas ajenas a la investigación. Haciéndose pasar por empleados de compañías eléctricas, realizaban llamadas a responsables de empresas de hostelería, tiendas de alimentación y carnicerías, entre otros, e informaban que se procedería a cortar el suministro eléctrico el mismo día de la llamada, debido a un impago de las dos últimas facturas. No lo harían si realizaban una transferencia bancaria urgente por el adeudo.

Los receptores de la llamada, ante el temor del perjuicio económico que podría causarles quedarse sin luz, procedían a realizar el pago a cuentas bancarias controladas por miembros de la organización que actuaban como «mulas».

En el segundo escalafón de responsabilidad se situaban los encargados de localizar a personas que, a cambio de un pequeño porcentaje económico, ponían sus cuentas bancarias a disposición de la organización para recepcionar el dinero obtenido de las estafas. Asimismo, en el tercer nivel estaban las caras visibles de los timos, aquellas personas encargadas de la extracción del dinero estafado.

Tras la identificación de todos los miembros de la organización, los investigadores procedieron a su detención y a la entrada y registro de seis inmuebles en Parla y Ciempozuelos. Los agentes se incautaron de diversa documentación bancaria, listados con datos personales de suministro de luz, documentos falsificados, siete teléfonos móviles, 80.100 euros y tarjetas de crédito a nombre de los «muleros».

En caso de recibir una llamada de estas características, la Policía Nacional recomienda no realizar ningún pago, ponerse en contacto con la compañía a través del teléfono que figura en las facturas y advertir a la Policía a través del 091 ante cualquier sospecha.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cae una red de estafadores que timó a más de un centenar de autónomos por supuestos impagos del recibo de la luz