Marlaska subirá un 30 % la altura de la valla de Ceuta y Melilla

El Ministerio del Interior pondrá en marcha y circuito cerrado de televisión y continuará la retirada de las concertinas en las verjas fronterizas

Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior
Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior

El Ministerio del Interior se quiere sumar al reto demográfico y reforzará el medio rural con más agentes, sobre todo para impulsar la prevención y la investigación de los delitos, lo que ya ha empezado a hacer con la creación de ocho nuevos equipos ROCA de la Guardia Civil, con 41 agentes.

Esta es una de las medidas que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha expuesto en su comparecencia en el Congreso para explicar las líneas generales de su departamento en esta nueva legislatura.

Tras reconocer expresamente la labor de la Guardia Civil, Marlaska ha insistido en la necesidad de reforzar la seguridad en la España vaciada y ha reiterado la vocación «vertebradora» que debe tener el modelo policial.

Antes, se ha referido a la política de inmigración, y después de subrayar la reducción el año pasado en un 50 por ciento de las entradas irregulares de inmigrantes, ha dejado claro que continuará mejorando la seguridad de las fronteras de Ceuta y Melilla.

Para ello, se pondrá en marcha un circuito cerrado de televisiónse incrementará la altura de la valla en un 30 por ciento y se continuará la sustitución de las concertinas por elementos menos lesivos y más seguros, además de impulsar la reforma del sistema de asilo.

Así, ha anunciado que «se incorporará el reto demográfico al modelo de seguridad, que es un ámbito donde las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado tienen una labor fundamental».

Respecto a la lucha contra la violencia machista, Marlaska ha avanzado que se incrementarán los efectivos policiales, y ha asegurado que esta lacra «existe porque existe machismo y dominación».

«Terminar con esta lacra exige un diagnóstico claro, pero también medios, efectivos y voluntad política», ha enfatizado.

Convencido de la necesidad de proteger a los colectivos más vulnerables, en esta legislatura Marlaska quiere reforzar los planes de seguridad para los mayores, para los centros educativos y para prevenir las agresiones a los profesionales sanitarios, sin olvidar un plan de actuación y coordinación policial frente a los grupos violentos organizados de carácter juvenil.

En política penitenciaria, la prioridad de Interior es aprobar una nueva ley que se adapte a las reformas del Código Penal y a las nuevas penas, pero también que ofrezca un marco de «certidumbre» en su actuación a los funcionarios de prisiones.

Impulsar los programas de justicia restaurativa, favorecer el régimen abierto, cubrir las plazas vacantes en la sanidad penitenciaria y reconocer como agente de la autoridad a los funcionarios son otras de las medidas que el ministro ha enumerado en este capítulo.

Por último, en su intervención inicial ante los diputados de la Comisión de Interior, Marlaska ha reiterado la voluntad prioritaria del Gobierno de derogar la denominada ley mordaza, para promulgar una ley de Seguridad Ciudadana «moderna, adaptada inequívocamente a los valores constitucionales, consensuada y que ofrezca también un marco de actuación a las fuerzas de seguridad».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Marlaska subirá un 30 % la altura de la valla de Ceuta y Melilla