Los líderes del 1-O saldrán de prisión cuatro meses después de la condena

Gonzalo Bareño Canosa
Gonzalo Bareño MADRID / LA VOZ

ESPAÑA

Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural
Jordi Cuixart, presidente de Òmnium Cultural Pau Venteo - Europa Press

La oposición de la Fiscalía a los beneficios no paralizará la decisión de la Generalitat

05 mar 2020 . Actualizado a las 13:26 h.

Tan solo cuatro meses después de haber sido condenados por delitos de sedición, malversación y desobediencia, los nueve líderes del proceso independentista en Cataluña están muy cerca de obtener todos ellos condiciones de semilibertad gracias a que la Generalitat, que tiene transferidas las competencias, les aplicará el artículo 100.2 del reglamento penitenciario, que flexibiliza su situación. De momento, el presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, condenado a nueve años de prisión por sedición, disfruta ya de un régimen de semilibertad por el que puede salir cinco días a la semana durante nueve horas y media cada jornada para trabajar en su propia empresa de diseño de maquinaria industrial y hacer labores de voluntariado con personas en riesgo de exclusión social. El exlíder de la ANC Jordi Sánchez, con idéntica condena, podrá abandonar la cárcel tres días a la semana durante 11 horas para participar en programas de voluntariado. Tanto Sànchez como Cuixart ya disfrutaron de un permiso ordinario de 48 horas a mediados de enero al cumplir una cuarta parte de la condena 

Junqueras, a la espera

A ellos se unirán de inmediato la expresidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, condenada a once años y medio de cárcel por sedición, y los exconsejeros de Interior, Joaquim Forn, con una pena diez años de prisión, y de Trabajo, Dolors Bassa, con 12 años de condena, ambos por sedición. Forcadell saldrá de prisión tres días a la semana durante nueve horas para cuidar a su madre, que tiene 90 años. Forn lo hará cinco días a la semana durante 12 horas y media de lunes a viernes para ir a trabajar. Y Bassa saldrá tres días a la semana durante ocho horas cada jornada para cuidar a un familiar anciano.

Los otros cuatro presos, el exvicepresidente catalán Oriol Junqueras y los exconsejeros Jordi Turull, Josep Rull y Raül Romeva, no han solicitado por ahora que se les aplique el artículo 100.2, pero lo harán en breve. En caso de que se les concediera, algo que la consejera de Justicia de la Generalitat, Ester Capella, dio este viernes por hecho, podrían disfrutar de inmediato de las mismas condiciones. Sin embargo, a los cuatro les resta todavía tiempo para solicitar permisos ordinarios que les permitan salir de la cárcel para visitar a sus familias. Junqueras, que entró en prisión el 2 de noviembre del 2017, cumplirá la cuarta parte de su condena de 13 años por sedición y malversación el 30 de enero del 2021. A partir de ahí, podrá solicitar permisos. Romeva y Turull, condenados a doce años, y Rull, con diez años de sentencia, entraron más tarde en prisión, por lo que solo podrán solicitar permisos a partir del 16 de febrero del 2021.