ERC trata de impedir que Torra torpedee la negociación y renuncia a que haya un mediador en las conversaciones

Rogert Torrent, presidente del Parlamento catalán
Rogert Torrent, presidente del Parlamento catalán

MAdrid / La Voz

ERC quiere impedir que el empeño del presidente catalán, Joaquim Torra, en exigir la presencia de un mediador en las negociaciones con el Gobierno frustre la mesa de diálogo. Los republicanos han renunciado ya a la figura del «relator» que ya se planteó en anteriores intentos de diálogo. El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, una de las figuras clave de ERC, señaló este lunes que la presencia de un mediador «estaría bien» y podría ser «importante y positiva», pero reclamó que esa no sea «una condición sine qua non» ni «un elemento inhabilitante», a pesar de que fue aprobada por la mayoría de la Cámara catalana con el apoyo de los republicanos. Tras su reunión con Pedro Sánchez en Barcelona, Torra aseguró el pasado sábado que «el diálogo se tiene que hacer con un mediador» porque «el Parlament votó con los votos de ERC, JxCat y la CUP que lo hiciéramos, y el presidente del país se debe a su Parlament».

La secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, se expresó en el mismo sentido que Torrent y defendió que el mediador no debe ser una condición para que se inicie el diálogo aunque sería «una buena opción». «Para nosotros, que haya mesa de negociación es más importante que que haya mediador», explicó la dirigente de ERC. Sin embargo, la pugna en este punto se mantiene entre ERC y JxCAT, cuya portavoz en el Ayuntamiento de Barcelona, Elsa Artadi, reprochó este lunes a ERC que «la semana pasada votaste a favor del mediador en el pleno del Parlament». «Claro que el pleno también votó que el presidente Quim Torra era diputado», añadió con ironía respecto a la posición de ERC, que acabó aceptando la decisión de la Junta Electoral Central de despojar de su acta de diputado a Joaquim Torra.

Desde el Gobierno descartan por completo la presencia de un observador en la mesa de negociación, conscientes de los graves problemas que implicó en el pasado su predisposición a aceptar un «relator». El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ya lo rechazó tras su entrevista con Torra diciendo que los mediadores serán «los 47 millones de españoles». Y el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, insistió este lunes en que «no está encima de la mesa ninguna figura de ese tipo» porque «los dos Gobiernos podemos entendernos perfectamente» ya que se trata de una mesa pactada entre los dos Ejecutivos y las reglas están acordadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

ERC trata de impedir que Torra torpedee la negociación y renuncia a que haya un mediador en las conversaciones