Sánchez se reunirá con un debilitado Torra el día 6 si el Supremo no lo inhabilita antes

También revisará su estrategia si la crisis entre JxCat y ERC lleva a adelantar los comicios

El presidente de la Generalitat, Quim Torra
El presidente de la Generalitat, Quim Torra

madrid / colpisa

Aún resonaban los ecos de la bronca entre las dos principales fuerzas del independentismo catalán, ERC y JxCat, cuando el Gobierno anunció que Pedro Sánchez se reunirá con Quim Torra el jueves 6 de febrero, y que la cita será en Barcelona. El encuentro se producirá cuando es posible que se jueguen los últimos días de la legislatura en Cataluña tras la ruptura de republicanos y posconvergentes por la retirada del acta de diputado al presidente catalán, respaldada por los primeros y rechazada por los segundos. Todos, aquí sin excepción, coinciden en que Torra preside, pero no gobierna, y que solo administra los tiempos para, en permanente consulta con Carles Puigdemont, fijar la fecha del adelanto electoral una vez rota la sociedad gubernamental. Pero para Sánchez la complejidad del momento no es óbice para sentarse con el presidente de la Generalitat.

Porque para la Moncloa no hay dudas. «En este momento no pesa sobre él ninguna resolución judicial o incidencia por la que no sea presidente de la Generalitat», afirmó con rotundidad la ministra portavoz. «De esto no hay ninguna duda. Es la ley», remachó María Jesús Montero, quien negó además que cerrar la fecha del encuentro este martes tenga algo que ver con el tormentoso debate de la víspera en el Parlamento catalán o que suponga un salvavidas para Torra en su peor momento. Se comunica ahora, dijo la portavoz tras la reunión del Consejo de Ministros, porque los gabinetes de ambos gobernantes llegaron hoy mismo [por este martes] a un acuerdo sobre «la agenda». Sánchez anunció hace una semana que iba a reunirse con el presidente catalán, y pese a las presiones de la oposición (el PP ha amenazado con promover acciones judiciales) y a la caótica deriva de la situación política en Cataluña, ha mantenido su compromiso. 

Años de incomunicación

Montero enmarcó el encuentro en la estrategia del diálogo para encontrar una salida al conflicto en Cataluña. «Tenemos que romper los años de incomunicación con Cataluña. No se puede -añadió- poner continuamente sobre la mesa la situación en Cataluña y no abordar el diálogo. Tenemos que buscar los puntos de encuentro». La cita, prosiguió la portavoz, solo se «pospondría o cancelaría» si entre hoy y el próximo jueves surgiera alguna «incidencia»; es decir, una resolución judicial que inhabilitara a Torra como presidente de la Generalitat o, incluso, un adelanto electoral.

La reunión fue anunciada el pasado 20 de enero por Sánchez, pero en realidad es una exigencia de Torra para avalar la mesa de diálogo entre los dos Gobiernos que pactaron el PSOE y Esquerra en las negociaciones para la investidura del líder socialista. El presidente catalán y JxCat se niegan a que los republicanos se cuelguen las medallas y condicionaron su respaldo a esa mesa a que antes se produjera un cara a cara entre iguales con el presidente del Gobierno de España.

Pero todo este calendario puede convertirse en rayas en el agua si Torra opta por el adelanto electoral, como se teme. El rumor sobre su inminencia era este martes muy fuerte en el Parlamento autonómico, y ni siquiera el debate de los Presupuestos de la Generalitat, que comienza hoy, sería un freno a pesar de que la aprobación de las cuentas está pactada entre ERC, JxCat y los comunes.Si fuera así, señaló Montero, el Gobierno de Sánchez tendría que reformular su estrategia, pero siempre, subrayó, desde la óptica del diálogo. «La política es dinámica, debemos encajar los acontecimientos», aseguró. La Moncloa, de todas maneras, asegura que no tiene indicios de cuándo pueden convocarse las elecciones en Cataluña, que serían las cuartas en ocho años.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sánchez se reunirá con un debilitado Torra el día 6 si el Supremo no lo inhabilita antes