Ábalos, a los que piden su dimisión: «Yo vine para quedarme y no me echa nadie»

Ana Balseiro / Mario Beramendi REDACCIÓN / LA VOZ

ESPAÑA

Ábalos, junto a Gonzalo Caballero, en un acto del partido en Santiago
Ábalos, junto a Gonzalo Caballero, en un acto del partido en Santiago XOAN A. SOLER

Sánchez respalda al ministro de Transportes y asegura que su encuentro la número dos de Maduro «evitó una crisis diplomática»

25 ene 2020 . Actualizado a las 16:41 h.

El ministro de Transporte, José Luis Ábalos, ha vuelto esta mañana echar mano del tono desafiante para responder a la polémica abierta por su encuentro con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, y que tuvo lugar Barajas en la noche del domingo al lunes pasado. «Yo vine para quedarme y no me echa nadie», ha respondido ante quienes piden su dimisión. Ábalos, que ha participado en un acto del PSdeG en Santiago, ha vinculado todo este revuelo al objetivo estratégico de la derecha de atacar a un partido como el socialista, «que tiene 140 años de honradez».

Pedro Sánchez salía horas antes en defensa de su ministro. La vicepresidenta de Venezuela tiene prohibido poner un pie en cualquier país de la Unión Europea y el presidente del Gobierno respaldó que, lo hecho por Ábalos, que se encontró con ella en el avión que la trasladó de Caracas a Madrid, precisamente evitó la crisis diplomática.

«Tiene todo mi respaldo y aprecio. Lo que hizo fue poner todo lo que estaba de su parte para evitar una crisis diplomática. Y lo ha logrado. Por mucho que la oposición lo critique», apoyando al ministro de Transporte tras la fabulosa polémica desatada después de que trascendiera que mantuvo un encuentro con la número dos del Gobierno de Nicolás Maduro.

Preguntado por el incidente, durante la visita que este sábado está realizando a zonas del Levante afectadas por la borrasca Gloria, el presidente cargó contra la oposición, que pide la cabeza de Ábalos. «¿Cuál es el reproche? Para la oposición, cualquiera. Pero, insisto, lo que ha hecho es evitar una crisis diplomática», aseveró.

Domenech Castelló | EFE

Sobre la polémica por el hecho de que no sea él quien reciba al presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, durante su visita a Madrid, Sánchez se limitó a defender que el Ejecutivo español siempre ha liderado en la Unión Europea una solución para Venezuela que pase por la celebración de unas elecciones, cuanto antes, para que sea el pueblo quien se pronuncie. «El Gobierno lo que quiere es unas elecciones en Venezuela y que el pueblo decida».

Las frases de Ábalos

Todas las miradas estaban puestas en Ábalos a su llegada a un acto del partido socialista en Santiago. «Yo vine para quedarme y no me echa nadie», aseguró a la vez que quiso reforzar su compromiso con su cargo frente a las peticiones de dimisión por parte de la oposición.

«Yo estoy en esto desde el año 76, no estoy en una aventura», ha subrayó. El ministro cree además que, si no fuese secretario de Organización del PSOE, su encuentro «no tendría tanto interés».

«Lo que tratan de atacar son unas siglas de 140 años de honradez», ha expresado en Santiago de Compostela. «Si a uno le molesta esta tontería imaginaos el aguante que tiene el presidente del Gobierno, que es diario, que es tremendo, la que lleva años aguantando», añadió a la vez que insistió en que se siente respaldado por su partido. Una formación con una fortaleza que «radica en su unidad».