Ábalos, a los que piden su dimisión: «Yo vine para quedarme y no me echa nadie»

Sánchez respalda al ministro de Transportes y asegura que su encuentro la número dos de Maduro «evitó una crisis diplomática»

Ábalos, junto a Gonzalo Caballero, en un acto del partido en Santiago
Ábalos, junto a Gonzalo Caballero, en un acto del partido en Santiago

Redacción / La Voz

El ministro de Transporte, José Luis Ábalos, ha vuelto esta mañana echar mano del tono desafiante para responder a la polémica abierta por su encuentro con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, y que tuvo lugar Barajas en la noche del domingo al lunes pasado. «Yo vine para quedarme y no me echa nadie», ha respondido ante quienes piden su dimisión. Ábalos, que ha participado en un acto del PSdeG en Santiago, ha vinculado todo este revuelo al objetivo estratégico de la derecha de atacar a un partido como el socialista, «que tiene 140 años de honradez».

Pedro Sánchez salía horas antes en defensa de su ministro. La vicepresidenta de Venezuela tiene prohibido poner un pie en cualquier país de la Unión Europea y el presidente del Gobierno respaldó que, lo hecho por Ábalos, que se encontró con ella en el avión que la trasladó de Caracas a Madrid, precisamente evitó la crisis diplomática.

«Tiene todo mi respaldo y aprecio. Lo que hizo fue poner todo lo que estaba de su parte para evitar una crisis diplomática. Y lo ha logrado. Por mucho que la oposición lo critique», apoyando al ministro de Transporte tras la fabulosa polémica desatada después de que trascendiera que mantuvo un encuentro con la número dos del Gobierno de Nicolás Maduro.

Preguntado por el incidente, durante la visita que este sábado está realizando a zonas del Levante afectadas por la borrasca Gloria, el presidente cargó contra la oposición, que pide la cabeza de Ábalos. «¿Cuál es el reproche? Para la oposición, cualquiera. Pero, insisto, lo que ha hecho es evitar una crisis diplomática», aseveró.

Sobre la polémica por el hecho de que no sea él quien reciba al presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, durante su visita a Madrid, Sánchez se limitó a defender que el Ejecutivo español siempre ha liderado en la Unión Europea una solución para Venezuela que pase por la celebración de unas elecciones, cuanto antes, para que sea el pueblo quien se pronuncie. «El Gobierno lo que quiere es unas elecciones en Venezuela y que el pueblo decida».

Las frases de Ábalos

Todas las miradas estaban puestas en Ábalos a su llegada a un acto del partido socialista en Santiago. «Yo vine para quedarme y no me echa nadie», aseguró a la vez que quiso reforzar su compromiso con su cargo frente a las peticiones de dimisión por parte de la oposición.

«Yo estoy en esto desde el año 76, no estoy en una aventura», ha subrayó. El ministro cree además que, si no fuese secretario de Organización del PSOE, su encuentro «no tendría tanto interés».

«Lo que tratan de atacar son unas siglas de 140 años de honradez», ha expresado en Santiago de Compostela. «Si a uno le molesta esta tontería imaginaos el aguante que tiene el presidente del Gobierno, que es diario, que es tremendo, la que lleva años aguantando», añadió a la vez que insistió en que se siente respaldado por su partido. Una formación con una fortaleza que «radica en su unidad».

«Yo no he venido aquí a agradar a la derecha. Yo he venido aquí a no decepcionar a nuestros votantes y a nuestros electores de la izquierda», ha dicho.

José Luis Ábalos sí ha respondido directamente al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, quien este viernes compartía en sus redes sociales un vídeo del ministro sobre este asunto bajo el título «La cara es el espejo del alma». Es lo que tiene no tener espejos en casa», ha replicado esta mañana el responsable de la cartera de Fomento.

Casado pide a Sánchez el «cese inmediato» de Ábalos «por mentir en seis ocasiones»

«Hoy hemos conocido la sexta mentira y aún no sabemos lo que pasó en Barajas», ha asegurado Casado tras reunirse con el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó

 El presidente del PP, Pablo Casado, ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el «cese inmediato» del ministro «por mentir en seis ocasiones».«Ábalos lleva mintiendo dos días a los españoles. Hoy hemos conocido la sexta mentira y aún no sabemos lo que pasó en Barajas», ha asegurado Casado en declaraciones a los medios tras reunirse con el presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

El líder del PP ha criticado a Ábalos por decir que nadie le va a echar, y ha afirmado que su polémico encuentro con la número dos de Nicolás Madurdo afecta ya a cuatro ministros: Pablo Iglesias, Fernando Grande-Marlaska, Arancha González Laya y al propio Ábalos.

«Si Sánchez no cesa de inmediato a Ábalos llevaremos este asunto al Parlamento y también al ámbito europeo», ha afirmado Casado, quien ha lamentado que el presidente del Gobierno no haya recibido a Guaidó como sí han hecho los presidentes de Francia, Alemania o Estados Unidos, entre otros países.

PP y PSOE acuden juntos a recibir a Guaidó en la Casa América

El presidente del PP, Pablo Casado, y el secretario del área de Relaciones Internacionales de la Ejecutiva socialista, Héctor Gómez, han acudido juntos a recibir en la Casa América al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

Ambos responsables mantuvieron, por separado, breves encuentros con el líder venezolano, informa Efe. Tras estas reuniones, Guaidó tiene previsto ver a la ministra de Exteriores, Arancha González Laya, y a las cinco de la tarde ya en el Ayuntamiento, el alcalde José Luis Martínez Almeida entregará a Guaidó las llaves de oro de la ciudad.

Hoy, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que no recibirá al líder venezolano, ha dicho desde Castellón, donde está visitando zonas afectadas por el temporal, que lo que quiere el Ejecutivo es que se convoquen ya elecciones en Venezuela.

El «affaire» Guaidó abre una crisis entre los expresidentes González y Zapatero

La Voz

Felipe González dice que es el «único representante legitimado democráticamente» en Venezuela, mientras José Luis Rodríguez Zapatero cree que Pedro Sánchez «acierta» no recibiéndolo y considera que la posición de su predecesor «no parece muy moderada»

La decisión de Pedro Sánchez de no recibir a Juan Guaidó en la Moncloa ha abierto una grieta entre dos de los referentes del socialismo: los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. Unas diferencias que ambos ya habían mostrado públicamente en un asunto que mucho tiene que ver con el nuevo rumbo adoptado por Sánchez, el hecho de haber formado un gobierno de coalición con Unidas Podemos. 

El expresidente del Gobierno Felipe González ha defendido este viernes a Juan Guaidó como «el único representante legitimado democráticamente» como presidente de Venezuela y frente la «tiranía» de Nicolás Maduro. El expresidente subraya que Guaidó es el presidente de la Asamblea de Venezuela y el presidente encargado del país, y que así ha sido reconocido por las principales democracias de la UE, de América Latina y del Norte, como Estados Unidos o Canadá. «Es el único representante legitimado democráticamente, de acuerdo con la Constitución de Venezuela, frente al poder fáctico representado por la tiranía de Maduro y sus apoyos espurios de la llamada Asamblea Constituyente, del Tribunal Supremo o de la cúpula militar», recuerda. A juicio de Felipe González, «a Maduro sólo hay que creerlo cuando dice que nunca más convocará elecciones para perderlas». «La democracia en Venezuela ha desaparecido y ha sido sustituida por una dictadura tiránica que ha convertido a la república en un estado fallido», ha recalcado.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

Ábalos, a los que piden su dimisión: «Yo vine para quedarme y no me echa nadie»