El Ejecutivo declara la emergencia climática y fija acciones para sus cien primeros días

Entre sus prioridades figuran tramitar el proyecto de ley de cambio climático y la creación de una asamblea de jóvenes

Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta, encargada de la Transición Ecológica
Teresa Ribera, vicepresidenta cuarta, encargada de la Transición Ecológica

Madrid / La voz

España vive oficialmente desde este martes en un estado de «emergencia climática», sumándose así a otros países como Canadá, Francia o Irlanda, y siguiendo la estela del Parlamento Europeo, que a finales del pasado año aprobaba una resolución en la que también declaraba este estado de excepción climática.

El Consejo de Ministros declaró este martes esta situación repleta de simbolismo para contribuir a la concienciación de los ciudadanos, pero también para crear el marco apropiado en el que pretenden impulsar 30 acciones concretas para combatir el calentamiento global. Las cinco primeras se han comprometido a aprobarlas en los primeros 100 días de Gobierno. Entre estas destacan la remisión al Congreso de los Diputados del proyecto de ley de Cambio Climático, la definición de la senda de descarbonización a largo plazo para asegurar la neutralidad climática en el año 2050 y la creación de una asamblea ciudadana del cambio climático que incluirá la participación de los jóvenes.

Además, el Gobierno se compromete a sacar adelante antes de final de año un Plan de Acción de Educación Ambiental para la Sostenibilidad, así como a poner en funcionamiento un Plan Nacional de Salud y Medio Ambiente.

Sin abandonar la bandera del feminismo que Sánchez y el PSOE lograron enarbolar desde su ascenso al Gobierno, el jefe del Ejecutivo tiene la ambición de abanderar también la lucha contra el cambio climático, que ha destacado como una absoluta prioridad. Prueba de ello es el inesperado ascenso a una cuarta vicepresidencia de la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, que además de diluir el peso de Pablo Iglesias dentro del Gabinete, pone el acento sobre esta cuestión.

Ribera destacó la «transversalidad» de este plan verde, que no solo afecta a Educación o a Sanidad, y solicitó el compromiso de los responsables de todas las carteras. La vicepresidenta cuarta se apoyó en tres razones fundamentales para justificar la declaración de España bajo emergencia climática. La primera, «por justicia climática entre países y territorios, entre generaciones y entre personas de una misma generación que conviven con desiguales medios»; en segundo lugar, «por futuro», al entender que España «necesita actualizar sus prioridades»; y finalmente por responsabilidad: «Sabemos que no abordar este desafío es enormemente regresivo» en lo social, pero también muy «costoso» desde un punto de vista puramente «económico», dijo. 

Rumbo al foro de Davos

A la conclusión del Consejo de Ministros, se subió a un helicóptero que la fue a recoger a la Moncloa para llevarla a un aeropuerto cercano en el que estaba preparado un avión con rumbo a la localidad suiza de Davos, en donde le aguardaba Pedro Sánchez para representar a España en este popular foro económico.

El Gobierno anunció no solo su determinación de «no otorgar nuevos beneficios fiscales a productos energéticos de origen fósil», sino que procederá a una profunda revisión de los que ya existen. Así, la Moncloa garantiza que no autorizará «nuevas solicitudes de exploración, permisos de investigación o concesiones de explotación de hidrocarburos, ni para las actividades de fracking». Respecto a los automóviles, la intención es obligar a las localidades de más de 50.000 habitantes a establecer zonas de bajas emisiones. En línea con la UE, el objetivo para el 2050 es que la emisión de dióxido de carbono de los vehículos sea nula.

El PP la apoya, pero califica a Sánchez «como el español que más contamina» 

F. B.

El PP garantiza ejercer la oposición política incluso cuando esté de acuerdo con las medidas que impulse el Gobierno. Así lo evidenció este martes el portavoz del grupo popular en el Senado, Javier Maroto. Génova aplaude y apoya la declaración de emergencia climática por parte del Ejecutivo, pero considera como «una broma» que Sánchez sea su cabeza visible, denunciando su constante uso del avión oficial que le corresponde como presidente del Gobierno, incluso para desplazarse a cuestiones que pertenecen a su agenda personal. «La emergencia climática nos la presenta el español que más contamina, porque es Falcon para ir a la boda de unos amigos, es Falcon para acudir a un concierto en Valencia y es Falcon para todo», criticó Maroto. 

Bien, pero insuficiente

Las reacciones a la declaración de emergencia climática trascendieron a la político. Las oenegés ambientales celebraron la resolución adoptada ayer por el Consejo de Ministros, pero exigen más. La portavoz de Amigos de la Tierra, Teresa Rodríguez, señaló como «indispensable el compromiso de todos los sectores» involucrados y exigió una «hoja de ruta con más objetivos y más ambiciosos». Por su parte, el coordinador estatal de Ecologistas en Acción, Francisco Segura, dijo a Europa Press que «la declaración es un paso adelante, pero claramente insuficiente».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Ejecutivo declara la emergencia climática y fija acciones para sus cien primeros días