Trapero se sienta este lunes en el banquillo de los acusados y se enfrenta a 11 años de prisión

La Fiscalía podría cambiar la acusación contra el mayor de los Mossos d'Esquadra el primer día de juicio después de la condena del Supremo por sedición en el juicio del 1-0

José Luis Trapero, a su llegada a la Audiencia Nacional en febrero del 2018
José Luis Trapero, a su llegada a la Audiencia Nacional en febrero del 2018

Redacción

La Audiencia Nacional acoge a partir de este lunes, la segunda parte del enjuiciamiento del proceso independentista en Cataluña, la que sentará en el banquillo de los acusados al mayor de los Mossos d'Esquadra José Luis Trapero, los exjefes políticos de la policía autonómica Pere Soler y César Puig, y la intendente Teresa Laplana. Los tres primeros se enfrentan a una petición fiscal de 11 años de cárcel por rebelión, mientras que la cuarta está acusada de sedición y podría ser condenada a cuatro años de prisión.

A día de hoy, un día antes del inicio del juicio, esta es la acusación que pesa contra los cuatro procesados. Sin embargo, la sentencia que el Tribunal Supremo dictó el pasado 14 de octubre podría cambiar las cosas y que la Fiscalía modifique sus conclusiones provisionales el primer día de la vista oral.

El Ministerio Público hizo públicos sus escritos de acusación para los líderes del procés, tanto los procesados en el Supremo como en la Audiencia Nacional, el mismo día y en ellos se siguió igual criterio para todos: lo que ocurrió en Cataluña en el otoño de 2017 se corresponde con un delito de rebelión.

La carga de trabajo en la Audiencia Nacional quiso que el juicio del Supremo se celebrara un año antes que el de los mandos de los Mossos y que sus conclusiones se hicieran públicas con tres meses de antelación. La sentencia del tribunal que presidió Manuel Marchena fue unánime y estimó que los hechos fueron constitutivos de un delito de sedición, descartando así la tesis de Fiscalía y apostando por la que defendió la Abogacía del Estado.

Una vez se publicó la sentencia, los ojos se dirigieron hacia la Fiscalía de la Audiencia Nacional, pero tanto sus responsables como la fiscal general del Estado, María José Segarra, no hicieron ningún adelanto acerca de cuál será la acusación que se sostendrá durante el juicio.

La defensa de Trapero presentó un escrito en la Audiencia Nacional en la que reclamó que la Fiscalía aclarara los términos de su escrito de conclusiones provisionales, pero desde el Ministerio Público solo dejaron claro que tendrían en cuenta las «reflexiones y decisiones» de la sentencia del Supremo y que, de hacer alguna modificación, se haría una vez empezara la vista oral.

Fuentes de la defensa del mayor de los Mossos consultadas por Europa Press han explicado que no harán ninguna nueva petición al comenzar el juicio porque ya quedó clara su postura con ese escrito, así que esperarán a que se pronuncie el fiscal.

El Ministerio Público considera que Trapero, Puig, Soler y Laplana cooperaron de forma «decisiva, consciente e intencionada» con los líderes independentistas tanto en los sucesos del 20 y 21 de septiembre de 2017 frente a la Consejería catalana de Economía como durante el referendo ilegal del 1 de octubre.

En su opinión, los acusados promovieron una «inacción y dejación de funciones» de los Mossos que permitiera a los líderes independentistas alcanzar sus objetivos, ya que entiende que Puig, Soler y Trapero, «cada uno desde su cargo y responsabilidad, se sumaron al plan secesionista poniendo a disposición de este la actuación del cuerpo policial».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Trapero se sienta este lunes en el banquillo de los acusados y se enfrenta a 11 años de prisión