Casado reaviva la polémica del pin parental: «Ningún comunista me va a decir cómo tengo que educar a mis hijos»

Celaá afirma que el hijo no tiene que «reproducir miméticamente» el pensamiento de su familia. «¿Y si es una familia yihadista también?», se pregunta


Madrid / La Voz

«¿Vamos a llegar a que los niños delaten a sus padres cuando no son buenos revolucionarios como en Cuba?». El líder del PP, Pablo Casado, ha reavivado el enfrentamiento con el Gobierno a costa del pin parental implantado por el Ejecutivo de la Región de Murcia para que los padres puedan decidir si sus hijos asisten o no a charlas impartidas por personal ajeno al centro educativo, que el Gobierno de Pedro Sánchez ha instado a retirar bajo amenaza de llevar el caso a los tribunales.

Durante un acto celebrado en Murcia, Casado, ha criticado las declaraciones de la ministra de Educación, Isabel Celaá, que aseguró que «los hijos no pertenecen a los padres». Una afirmación que ha considerado «muy grave». «Pensé que era un lapsus y que, con la prepotencia habitual de este Gobierno, no iban a pedir disculpas. Pero hoy la ministra dice que por supuesto que los hijos no son de sus padres», ha señalado el líder popular. «¿Vamos a llegar a los años del telón en los que los hijos que delataban a sus padres porque no estaban de acuerdo con el régimen político en el que vivían van a tener un premio y se les apartaba de sus familias?, se ha preguntado.

Artículo 27 de la Constitución

Casado ha insistido en que el artículo 27 de la Constitución española reconoce el derecho de los padres a decidir «la educación de nuestros hijos». Y de nuevo se ha preguntado: «¿Yo tengo que preocuparme si lo digo en buen tono, si crispo o no crispo, si soy de derechas o si soy de izquierdas por decir que mis hijos son míos y que no va a venir ningún burócrata, ni ningún socialista ni ningún comunista a decirme cómo tengo que educarlos?». El líder popular ha acusado además al Gobierno de utilizar esta polémica como «cortina de humo» para «tapar» el nombramiento de Dolores Delgado como fiscala general del Estado.

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha contestado a las posiciones defendidas por el PP en una entrevista publicada hoy en El Correo en la que considera «inaceptable en democracia» que el líder del PP pida al Gobierno que «saque sus manos de las familias». «¿El hijo tiene que reproducir miméticamente el pensamiento de su familia? ¿Y si es una familia yihadista también?», se pregunta la ministra, que advierte de que «no se puede confundir patria potestad con la propiedad». «La pretensión de algunas familias de autorizar o no que sus hijos acudan a ciertas actividades obligatorias y evaluables es un veto parental inaceptable, que vulnera además la capacidad que tiene los centros educativos, en el ejercicio de su autonomía, para completar el currículo», señala Celaá.

Miras critica la «testosterona» de Sánchez

El presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, del PP, ha afirmado en el mismo acto en el que ha participado Casado que nunca van a estar de acuerdo con Pedro Sánchez o Pablo Iglesias, «porque ellos quieren adoctrinar», mientras en la Región «creemos en la libertad, recen a quien recen y amen a quien amen». «Creemos en la neutralidad ideológica de los docentes, pero si hay una actividad a la que van a acudir nuestros hijos y cuyo ponente no es miembro de la comunidad educativa, lo normal es que los padres lo sepan», ha afirmado Miras, que ha añadido que «si Pedro Sánchez destinara esa valentía y testosterona que dedica a los padres y las madres de la Región a los que quieren romper España, mejor nos iría».

Educación, en contra del pin parental: «Los hijos no pertenecen a los padres»

Fran Balado
;
¿Qué es el PIN parental? El Gobierno murciano da potestad a los padres para vetar materias complementarias en el colegio.

El Ejecutivo requiere a Murcia, donde fue implantado, que lo anule o la llevará a los tribunales

La última batalla de la política española se disputa en Murcia y está en juego el pin parental. El Gobierno remitió ayer un requerimiento a la Región de Murcia para que anule las instrucciones que dio a sus centros educativos en las que ordenaba informar a las familias sobre cualquier actividad complementaria que fuese a impartirse por personal ajeno al centro, una información que los padres tendrán en cuenta para decidir si sus hijos participarán o no en, por ejemplo, charlas o talleres sobre sexualidad.

Esta capacidad de decisión de los padres es lo que se conoce como pin parental, y fue abrazada por la Consejería de Educación de Murcia, en manos del PP, como parte del acuerdo al que llegó con Vox para aprobar unos nuevos presupuestos en una comunidad en la que gobierna en coalición con Ciudadanos.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
63 votos
Comentarios

Casado reaviva la polémica del pin parental: «Ningún comunista me va a decir cómo tengo que educar a mis hijos»