Feijoo levanta la voz contra un posible pacto bilateral sobre la financiación

«Espero que non se caia no mesmo erro», advierte el presidente de la Xunta

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo

Redacción / La Voz

El pacto de investidura logrado por el PSOE con Compromís, a cambio de impulsar en ocho meses una reforma del modelo de financiación autonómica que incorpore criterios como la bolsa de turistas o la proporción de inmigrantes, que benefician al arco mediterráneo, suscita recelos en el seno del Gobierno gallego, que teme que esta reforma se acabe impulsado sin tener en cuenta el interés general, sino las demandas de los partidos que sustenta el Gobierno de Pedro Sánchez.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, que considera que el último modelo de financiación ya fue el resultado de un pacto bilateral del Gobierno central con la Generalitat de Cataluña, advierte que «sería un erro gravísimo» partir del mismo problema original y replicar al conjunto de las comunidades lo que sería un acuerdo entre dos actores, en vez de con el conjunto de las autonomías.

«Espero que non se caia no mesmo erro da bilateralidade», dijo Feijoo a preguntas de los periodistas en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consello. Y es que, en su juicio, en el sistema de financiación hay una serie de «principios básicos» que no deben ser alterados. «O que se financia non son os territorios, son as persoas, e o que hai é que buscar mecanismos para financiar o custe dos servizos en cada territorio», esgrimió el mandatario gallego.

Feijoo también dejó claro que el Gobierno PSOE-Podemos «empeza mal» con este asunto, sin convocar el Consejo de Política Fiscal y Financiera y sin ni siquiera abonar los importes que se derivan del actual modelo de financiación, pues la Xunta continúa reclamado su parte de la recaudación del IVA y los incentivos derivados de cumplir los programas de ajuste fiscal.

En todo caso, remarcó que son los socios del Gobierno los que han de preocupar a Galicia, porque carecen de una «visión global de Estado» y no tienen «ningún interés» en resolver las necesidades de los gallegos.

La revisión del modelo de financiación está bloqueado desde el 2014 y ha llegado el momento de pisar el acelerador en la reforma. En virtud del pacto con Compromís, el Gobierno tiene solo ocho meses de plazo para presentar una propuesta. ¿Cuál? Antes de poder dar respuesta a esa pregunta y a si será, por fin, un sistema que contente a todas las autonomías, habrá que reactivar el grupo de trabajo (la Comisión de Financiación Autonómica) que, en septiembre del 2018, dio los primeros pasos de cara a la ansiada reforma.

El BNG reclama un modelo como el vasco, que le dé a Galicia «a chave dos cartos» 

En medio del debate generado por el aún no nacido nuevo modelo de financiación de las comunidades autónomas, el BNG ha dejado claro que su apuesta es de máximos. Tanto su portavoz nacional, Ana Pontón, como su diputado en el Congreso, Néstor Rego, explicaron este jueves a La Voz que la mejor fórmula para Galicia sería la de un concierto económico similar al del País Vasco y Navarra. La traducción práctica sería que la comunidad recaudaría -gestionaría- el 100 % de sus recursos: «Ter a chave dos cartos aquí e non en Madrid, para que sexa o Goberno galego o que estableza as prioridades de investimento e de gasto».

«A diferencia do modelo actual, sería Galiza quen transferise ao Goberno central a cantidade que se acordase para sufragar os servizos que presta o Estado. Esta proposta de concerto económico inclúe tamén a creación dunha Facenda galega», señaló Antón, tras recordar que el BNG lleva años reclamando un nuevo sistema de financiación que supere al actual, en vigor desde el 2009, y cuya modificación está pendiente desde el 2014, «sucesivamente anunciada e aprazada primeiro polo Goberno de Rajoy e despois de Sánchez».

En este sentido, Rego criticó que el presidente de la Xunta «non fixese nada» en estos diez años para liderar un cambio de modelo, a través de una «relación bilateral co Estado», ya que con el actual «Galiza sae perxudicada». La formación nacionalista reclama también que se modifique la financiación de las administraciones locales, pues penaliza a los municipios gallegos que, de media, reciben 50 euros menos por habitante que el conjunto del Estado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Feijoo levanta la voz contra un posible pacto bilateral sobre la financiación