El CGPJ aprueba con una fuerte división la propuesta de Dolores Delgado como fiscala general del Estado

Siete de los 19 vocales han votado en contra de la designación del Gobierno, mientras otros doce la han respaldado


Madrid / La Voz

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) dio su aprobación, en una polémica sesión, a la propuesta del Gobierno de nombrar fiscala general del Estado a la exministra de Justicia Dolores Delgado, hasta ayer mismo diputada del PSOE. La votación final fue de doce votos a favor y siete en contra, lo que supone una división sin precedentes en el CGPJ. Los siete votos desfavorables contra Delgado pertenecen al sector de los vocales conservadores. La votación podría haber sido incluso más ajustada, de doce a nueve, dado que dos consejeros propuestos por el PP, Vicente Guilarte y Wenceslao Olea, no acudieron a la sesión.

Consciente de la división interna, el presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, había tratado de evitar las discrepancias y lograr el mayor consenso en el informe, preceptivo pero no vinculante, remitiendo a los vocales un texto en el que se limitaba a constatar que Delgado cumple los requisitos exigidos por la ley, — ser un jurista de nacionalidad española, de reconocido prestigio y tener más de 15 años de ejercicio en su profesión— aunque sin pronunciarse sobre su «idoneidad» para ocupar el cargo, al contrario de lo que ha ocurrido con los cuatro últimos candidatos.

Votos particulares discrepantes

Pero finalmente no fue posible la unanimidad.Votaron en contra Mario Macías, Juan Martínez Moya, Juan Manuel Fernández, Gerardo Martínez Tristán, Nuria Díaz Abad, Carmen Llombart y José Antonio Ballestero, que apoyarán un voto particular discrepante de Díaz en el que se afirma que Delgado no es imparcial ni idónea para el cargo y que «las circunstancias que concurren en ella crean una apariencia de vinculación con el Poder Ejecutivo que no contribuye a la percepción de la independencia de la Fiscalía».

A favor votaron los vocales Ángeles Carmona, Mar Cabrejas, Victoria Cinto, Roser Bach, Enrique Lucas, Clara Martínez de Careaga, Concepción Sáez, Pilar Sepúlveda, Álvaro Cuesta, Rafael Mozo y Rafael Fernández Valverde, además del presidente, Carlos Lesmes. Y a ellos se unieron dos vocales propuestos por el PP, María Ángeles Carmona y Rafael Fernández Valverde, que emitirán un voto concurrente en el que, aunque opinan que sí se cumple el requisito de idoneidad, su nombramiento perjudica la imagen de imparcialidad de la Justicia. Sáez, propuesta por IU, emitirá un voto concurrente a favor de la idoneidad.

El CGPJ siempre ha informado a favor del candidato propuesto por el Gobierno, pero desde el nombramiento de Javier Moscoso en 1986 ningún candidato a ocupar el máximo cargo de la cúpula fiscal había llegado directamente desde el Ejecutivo. La fiscala general del Estado saliente, María José Segarra, obtuvo la unanimidad del CGPJ.

Durante el debate de tomaron la palabra los 19 vocales asistentes, aunque uno de ellos, Pilar Sepúlveda, nombrada por el PSOE, lo hizo por videoconferencia por problemas de salud. En el órgano hay 10 consejeros propuestos por el PP, siete por el PSOE y otros tres respaldados por IU, PNV, CiU, además del presidente, Carlos Lesmes. La elección de Delgado había provocado reacciones en contra por parte de las principales asociaciones profesionales de la carrera fiscal y judicial.

Entre los motivos alegados por sus críticos para rechazar la propuesta del Gobierno figura el hecho de que Delgado acaba de ocupar el cargo de ministra de Justicia y, por tanto, ha decidido a través de la Abogacía del Estado sobre cuestiones que afectan a los procesos vinculados al procés, sobre los que ahora tendrá que pronunciarse la Fiscalía.

Una vez que el Gobierno reciba el informe elaborado por el CGPJ, elevará su propuesta al Congreso de los Diputados. La Comisión de Justicia de la Cámara fijará una fecha para la comparecencia de Delgado en la que los grupos parlamentarios podrán valorar también la idoneidad de la candidata. Cumplida esa preceptiva comparecencia, Delgado jurará su cargo ante el rey y tomará posesión en el Supremo.

Dolores Delgado, una jurista con gran experiencia que naufragó en su traslado a la política

Gonzalo Bareño
Dolores Delgado, en un acto en Madrid en diciembre del 2019
Dolores Delgado, en un acto en Madrid en diciembre del 2019

Las polémicas han acompañado la trayectora de esta fiscala «de trinchera», como ella misma se define

Vitalista, enérgica, trabajadora, un punto irreverente, lenguaraz, con gran sentido del humor y capaz de ponerse el mundo por montera. Así describen quienes la conocen a Dolores Delgado García (Madrid, 9 de noviembre de 1962). Ella se define como una fiscala «de trinchera». Más allá de las polémicas que le han acompañado, experiencia no le falta. Licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma y máster en la Escuela de Práctica Jurídica, ejerció durante 25 años como fiscala en la Audiencia Nacional, en donde ocupó durante mucho tiempo el área de coordinación de la lucha contra el yihadismo. Ha ejercido también como fiscala en Tribunal Penal Internacional.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El CGPJ aprueba con una fuerte división la propuesta de Dolores Delgado como fiscala general del Estado