Sánchez, investido por una diferencia de dos votos, se da unos días para formar Gobierno

Francisco Balado Fontenla
Fran Balado LA VOZ / MADRID

ESPAÑA

Será el primer Ejecutivo de coalición de la democracia y el más débil parlamentariamente

07 ene 2020 . Actualizado a las 21:53 h.

Pedro Sánchez renueva al frente de la presidencia del Gobierno tras imponerse en una ajustadísima votación de investidura por 167 votos a favor, 165 en contra y 18 abstenciones. Es decir, por una diferencia de dos votos, el margen más pequeño en 40 años de democracia. Tras su pacto con Unidas Podemos, el socialista formará un Gobierno de coalición para el que necesitó bordar acuerdos con formaciones progresistas, regionalistas y nacionalistas.

Junto al PSOE y UP, ayer lo apoyaron Más País, PNV, Compromís, Teruel Existe y el BNG. Pero la firma más difícil no fue ninguna de estas, sino la decisiva abstención de ERC. Y aunque Sánchez pretendía celebrar este viernes el primer Consejo de Ministros del nuevo Gobierno, la reunión no podrá mantenerse, pues el presidente se tomará unos días para formar su nuevo equipo, según informaron ayer fuentes del PSOE.

Al secretario general socialista le costó un buen número de críticas desde dentro de su partido por parte de destacados barones territoriales, pero sobre todo las de las fuerzas de la oposición, que lo han causado de «vender España» ante los independentistas debido a los puntos que se recogen en el acuerdo firmado entre los socialistas y ERC. En el mismo, Moncloa se compromete a poner en marcha en dos semanas una mesa de negociación «bilateral» en la que en un lado estará el Ejecutivo central y en el otro el Ejecutivo catalán.