El triple de vicepresidencias, cuatro ministros de Podemos y el as bajo la manga de Sánchez

El nuevo Ejecutivo puede contar con tres dirigentes gallegas

La vicepresidenta económica, la gallega Nadia Calviño tendrá un papel protagonista en la negociación de los ajustes con Bruselas
La vicepresidenta económica, la gallega Nadia Calviño tendrá un papel protagonista en la negociación de los ajustes con Bruselas

Madrid / La Voz

Sánchez e Iglesias afirman que no desvelarán la composición de su Gobierno hasta que la votación de investidura salga adelante, pero hay muchos aspectos del mismo que ya se van conociendo de manera extraoficial.

El nuevo Ejecutivo tendrá una presidencia, tres vicepresidencias y un buen número de ministerios; casi con toda seguridad, el más elevado de la historia.

Las vicepresidencias, un puesto que se triplica respecto a la pasada legislatura, serán para Carmen Calvo, Nadia Calviño y Pablo Iglesias. La secretaria de Igualdad del PSOE repetirá como número dos del jefe del Ejecutivo. Tal y como avanzó el propio Sánchez durante el debate televisivo de campaña, Nadia Calviño ostentará una vicepresidencia económica. La gallega goza de un extraordinario cartel en Bruselas, por lo que el presidente en funciones pretende con este movimiento ofrecer una imagen de confianza ante las dudas que pueda generar su Gobierno. La tercera será para Pablo Iglesias. El secretario general de Podemos ocupará la vicepresidencia de Asuntos Sociales.

Lo que todavía se desconoce es el número de asientos con los que contará el próximo Consejo de Ministros. Hasta el momento solo ha trascendido que, tras un intenso tira y afloja, Pablo Iglesias logró rascar cuatro puestos para los suyos. 

Iglesias, Montero y tres más

El primero será para Irene Montero, que tendrá una cartera desde la que impulsará las muchas e importantes políticas feministas que promete realizar el Gobierno. Durante un tiempo se especuló también con que podría ser la responsable de Sanidad.

La segunda cartera confirmada para Unidas Podemos será para la gallega Yolanda Díaz. La ferrolana se ha convertido en una de las personas de máxima confianza de la pareja Iglesias-Montero, por lo que su ministerio nunca estuvo en entredicho, a pesar de las reticencias mostradas por los círculos empresariales. Se encargará de Trabajo, pero sin las competencias de Seguridad Social. Díaz funciona como un auténtico comodín para Iglesias, ya que tiene los carnés de Izquierda Unida y de Galicia en Común, pero en realidad ejerce como una de las mejores lugartenientes del sector oficialista de Podemos.

Pablo Iglesias intentó colarle al coordinador federal de IU, Alberto Garzón, que la cuota de su formación estaba cubierta con Yolanda Díaz, pero el diputado comunista dijo basta y exigió una para sí, la primera vez que logra imponerse en una negociación de calado, y que acabó dejando a Pablo Echenique fuera del Consejo de Ministros. El puesto de Garzón todavía no ha trascendido, pero Podemos planteó la división de Industria para asignarle Comercio, aunque también podría hacerse con una cartera de nuevo cuño para centralizar la lucha contra la despoblación en ciertos territorios. De no ser así, Isaura Leal podría convertirse en la tercera gallega en el Gobierno.

El cuarto ministerio para Unidas Podemos será para cumplir con la cuota Ada Colau. En un primer momento la intención era situar al portavoz de los comunes, Jaume Asens, pero su cercanía con el independentismo genera muchas suspicacias. La apuesta es la senadora Rosa Lluch al frente de Universidades.

Muchas más dudas hay acerca de las carteras del PSOE. Todo apunta a que los pesos pesados repetirán: el ministro de Fomento, José Luis Ábalos; el responsable del Interior, Fernando Grande-Marlaska; la titular de Defensa, Margarita Robles; y la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribero. Aunque la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, suene como candidata a destronar a Susana Díaz al frente del PSOE andaluz, no parece que Sánchez vaya a prescindir de ella en estos momentos. Más en el aire está el cargo de Dolores Delgado, ya que en el poco tiempo que el PSOE lleva en el Gobierno se ha visto envuelta en sonoras y considerables polémicas.

Lo que nadie duda es que Sánchez guarda un as bajo la manga para sacarlo en el momento en el que se oficialice la composición de su Gobierno. Algún nombre inesperado que acapare la atención del gran público. Como lleva demostrando desde su ascenso al poder, es un maestro para hacer que se hable de lo novedoso y no de lo importante.

Dos decenas de sillones para contentar a todas las facciones 

F. Balado

Parece claro que Sánchez triplicará las vicepresidencias y engordará considerablemente el número de ministerios. De momento, se desconoce la cifra de carteras en las que se desgranará el Ejecutivo, pero lo que es seguro es que superará con creces las 17 actuales. Y esta reforma, con la que aumentará sustancialmente el Consejo de Ministros, no responde a la búsqueda de dar con la mejor estructura para facilitar la gobernanza del país, sino a la necesidad de contentar a las distintas sensibilidades, corrientes y partidos que integrarán el Ejecutivo. Porque Unidas Podemos tiene que abastecer a las principales cuatro corrientes que sustentan su grupo parlamentario. Podemos, como matriz, se lleva dos de las cinco sillas del Consejo de Ministros. En la práctica se hace con una tercera, la de la ferrolana Yolanda Díaz, que a pesar de ser militante de Esquerda Unida y diputada de Galicia en Común disfruta de la máxima confianza de los de Galapagar. Garzón se lleva la cuota de IU. Seguramente Rosa Lluch se responsabilice de la de los comunes.

De este modo, Iglesias se quedará con una de las dos nuevas vicepresidencias. Tener una vicepresidencia era una de las exigencias de la formación morada para apoyar a Sánchez. Y ahora la tendrán.

La cartera de Irene Montero todavía es un misterio, pero podría ser una de nuevo cuño para centralizar las políticas feministas. En este caso, otro ministerio que hasta ahora no existía. Uno de los casos más paradigmáticos llega con Díaz, que asumiría Empleo, pero sin Seguridad Social. Y Garzón, que si finalmente se hace con Comercio será gracias a la partición de Industria en dos ministerios.

Si hasta ahora Sánchez sentaba los viernes a su alrededor a 17 personas en los Consejos de Ministros, todo hace indicar que a partir de la próxima semana el número de ministros podría superar las dos decenas. Se rumorea hasta un alto cargo oficial para Juan Carlos Monedero.

Empresarios y autónomos alertan del populismo económico de la coalición

La Voz
Cola ante una oficina del INEM
Cola ante una oficina del INEM

Creen que se fomenta la economía sumergida y se dificulta el acceso al mercado laboral

La patronal y los autónomos encienden las luces de alerta ante el programa económico del futuro Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos. La CEOE fue la primera en criticar el aumento del gasto social y los impuestos. La patronal expresó su «honda preocupación» por las medidas «más cerca del populismo que de la ortodoxia económica» y el daño que pueden hacer al empleo y la economía.

En un comunicado junto a Cepyme, los empresarios señalan que en un contexto de ralentización económica el documento esboza una serie de medidas de carácter económico y laboral que, «más cerca del populismo que de la ortodoxia económica», impactarán de forma «muy negativa en la creación de empleo, en el futuro de las empresas y desincentivarán cualquier posibilidad de inversión en España».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
25 votos
Comentarios

El triple de vicepresidencias, cuatro ministros de Podemos y el as bajo la manga de Sánchez