El BNG se mantiene entre la abstención y el voto en contra ante el inmovilismo del PSOE

«No habrá un cheque en blanco», argumenta Néstor Rego

Néstor Rego, diputado del BNG por A Coruña
Néstor Rego, diputado del BNG por A Coruña

Redacción / Santiago

No será porque no ha avisado en las últimas semanas. El BNG espera gestos de acercamiento y algunas respuestas concretas a las demandas que se plantean en su agenda para Galicia, pero de momento sigue sin haber movimientos firmes en el entorno socialista para dar respuestas a las peticiones que está planteando el único diputado nacionalista gallego. Néstor Rego insistió en que no habrá «cheque en blanco» para Pedro Sánchez, y que como cualquier otra formación de las que se consideran determinantes para armar la investidura existen demandas que precisan reacciones urgentes que no pueden quedar pendientes de futuras negociaciones por los presupuestos, que las habrá.

En una entrevista en la Cadena Ser, Rego insistió en que «si el PSOE no se mueve, será imposible un voto favorable». El Bloque es consciente de que la aritmética que busca Sánchez le permite dos posiciones que no bloquearían la investidura. Si el aspirante se la juega en la segunda vuelta de votaciones, donde ya solo necesita más votos a favor que en contra. En ese caso, es clave la confirmada abstención de los diputados de ERC (13 escaños) y la previsible de Bildu (cinco), pero entran además en juego el BNG, Teruel Existe, Coalición Canaria, Nueva Canarias y el PRC, que también ha deslizado dudas en los últimos días por la deriva de las negociaciones con los independentistas.

En el caso de Rego, el sentido de su voto, que será debatido en las horas previas con la dirección en Santiago, no dependerá tanto del resto de acuerdos a los que haya llegado el PSOE como a los compromisos que sean capaces de adelantar. En concreto, el BNG quiere que se avance en la transferencia de la AP-9 de Fomento a la Xunta y garantizar una rebaja urgente de unos peajes «abusivos»; exigirá la continuidad del empleo y la actividad vinculada a las empresas electrointensivas, pendientes de un estatuto que garantice la competitividad a través de los precios de la energía; una transición «justa» para la comarca de As Pontes; partidas para cubrir los déficits presupuestarios de la Ley de Dependencia, que deben asumir a medias el Estado y la Xunta; y el compromiso de modernización de la red ferroviaria interior de Galicia. Rego exige plazos de ejecución.

La negativa del BNG, de producirse, podría dejar en una posición delicada a Gonzalo Caballero, el líder del PSdeG, que mantiene acuerdos con los nacionalistas en varias diputaciones y ayuntamientos y no oculta que los nacionalistas serían el socio de referencia para intentar sumar una alternativa a Feijoo en Galicia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El BNG se mantiene entre la abstención y el voto en contra ante el inmovilismo del PSOE