El empleo, el feminismo y el cambio climático, los retos de Sánchez e Iglesias

Presentan un programa de Gobierno que no determina ni los plazos ni los fondos para las reformas


Redacción

Sánchez e Iglesias presentaron ayer en el Congreso su programa de Gobierno de coalición. Los líderes del PSOE y de Podemos estamparon su firma tan solo unas horas después de que se oficializase el informe de la Abogacía del Estado sobre la inmunidad de Junqueras y de que el candidato a la presidencia escenificase su acuerdo con el PNV mediante el que los vascos votarán a favor en su investidura.

Porque el último abrazo entre el presidente y el vicepresidente del, salvo giro inesperado, próximo Gobierno, se produjo a la misma hora en la que se reunía en Barcelona la ejecutiva de los republicanos, cónclave donde se abordó la mejor forma de vender al electorado independentista que han conseguido obtener de los socialistas algo sustancioso a cambio de su decisiva abstención, punto que no quedará refrendado hasta que se reúna el Consell Nacional el próximo día 2.

Sánchez no levanta el pie del acelerador y continúa empeñado en ser investido cuanto antes, sin tener en cuenta ni días inhábiles en el Congreso, ni domingos, ni fiestas de guardar. Existen muchas posibilidades de que la JEC se pronuncie este viernes sobre la inhabilitación de Torra, una decisión que provocaría un nuevo terremoto en el ya de por sí inestable tablero político, y generando dudas en ERC sobre la idoneidad de apoyar al líder socialista, que al fin y al cabo fue uno de los firmantes del 155 hace solo dos años. De ahí las prisas.

Respecto al programa de coalición, se trata de un documento de medio centenar de páginas en el que no se determina cómo ni cuándo se harán las reformas, ni de dónde saldrán los fondos, pero que servirá de hoja de ruta para la legislatura. El empleo, el feminismo y el cambio climático serán los principales ejes de esta hoja de ruta.

CATALUÑA

Un solo párrafo. Se liquida en un párrafo en el que se abraza el lenguaje independentista que Esquerra Republicana obligó a adoptar a Pedro Sánchez: «Abordaremos el conflicto político catalán, impulsando la vía política», dice el texto. Disposición a actualizar el Estado autonómico para acabar con «sus notorias disfunciones».

educación

Fin a la Lomce. Se trata de uno de los puntos más controvertidos. Existe el compromiso de sacar una Ley Básica de Educación que jubile la Lomce con el objetivo de «blindar la educación pública» y la prohibición de «segregar» por razón de sexo en los centros sostenidos con fondos públicos. Además, la asignatura de Religión será voluntaria, sin una materia alternativa, y la nota no será computable «a efectos académicos».

SANIDAD

Dentista gratuito. El Gobierno de coalición se compromete a eliminar de forma «progresiva» los copagos farmacéuticos empezando por los pensionistas y a que la salud bucodental esté cubierta por la Seguridad Social.

REFORMA ELECTORAL

Lista cremallera. Supresión del voto rogado y el establecimiento de listas «cremallera», es decir, la alternancia de hombres y mujeres.

Cajón de sastre

Otros. En el documento aparecen otras muchas medidas que solo es posible agruparlas en un cajón de sastre, como el compromiso del Gobierno a controlar a los juegos de azar, una batería de medidas contra la «corrupción», poner fin a «los cárteles» de contratación pública, impulsar una la Ley de Cambio Climático, la regulación de la eutanasia o el reconocimiento y reparación de las víctimas de la Guerra Civil y la derogación de la ley mordaza.

Un «acuerdo histórico» sin preguntas de la prensa

Francisco Balado
;
Comparecencia completa de Sánchez e Iglesias El candidato a la investidura, Pedro Sánchez, y el líder de Podemos han firmado su acuerdo de Gobierno en presencia de sus respectivos equipos negociadores, ante una nube de gráficos pero sin redactores ni preguntas

El PSOE y UP pasan en dos meses de la guerra a los abrazos

De la multitud de salas y espacios que hay repartidos por todo el Congreso, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias escogieron para presentar su programa de Gobierno una de las más minúsculas de todo el complejo. El objetivo: poder alegar problemas de aforo al no permitir el acceso a los periodistas. Solo reporteros gráficos, miembros de los equipos negociadores y un buen puñado de aplaudidores de cada partido en el interior de la sala en la que hace mes y medio escenificaron su primer gran abrazo por un «acuerdo histórico», como ellos mismos definieron. Pero ni una sola pregunta, por lo que los líderes del PSOE y de Podemos evitaron detallar los aspectos más relevantes de su hoja de ruta para esta legislatura.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El empleo, el feminismo y el cambio climático, los retos de Sánchez e Iglesias