Cantabria pedirá la declaración de zona catastrófica para Reinosa tras las peores inundaciones de su historia

La Voz REDACCIÓN

ESPAÑA

Román G. Aguilera | Efe

La crecida del río Híjar ha inundado calles, casas y fincas arrastrando a decenas de coches

20 dic 2019 . Actualizado a las 16:14 h.

Cantabria pedirá la declaración de zona catastrófica para Reinosa tras sufrir esta noche las peores inundaciones de su historia, que han dejado «todo destrozado» en un año «catastrófico» para la comunidad autónoma. Así lo ha dicho el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, quien ha visitado a primera hora Reinosa, donde hay «desolación», porque «todo» lo que ha quedado por debajo del nivel del agua, que ha alcanzando 1,87 metros de altura, «ha quedado destrozado: farmacias, carnicerías... todo destrozado». «Todas las calles con coches volcados, es terrible», ha apostillado.

Las inundaciones no han causado daños personales, pero han obligado a evacuar a una decena de personas que quedaron atrapadas en sus vehículos por las riadas en las calles, así como al confinamiento en zonas altas de viviendas de unas ochenta personas, según el último parte facilitado por el Gobierno de Cantabria.

A ello se unen unos 60 coches «destrozados, empotrados unos contra otros, volcados, un desastre», ha dicho el presidente, que también ha señalado que en todas las plantas bajas, «a 1,87 centímetros, porque lo he estado midiendo, no hay nada, ni un frigorífico, ni una nevera; están en la absoluta miseria». Por ello, al ser preguntado por la posibilidad de solicitar la declaración de zona catastrófica, ha asegurado que «cómo no; esto, cualquiera que lo vea», ha dicho.