Madrid / La Voz

El Gobierno cumplirá la próxima semana ocho meses en funciones, asunto que nunca ha inquietado lo más mínimo a sus titulares. Sin embargo, en las últimas semanas se han desatado las prisas por cerrar la investidura casi hasta rozar lo ridículo, como la posibilidad de celebrar la votación el día de los Santos Inocentes o el de la cabalgata de sus Majestades de Oriente.

Las urgencias responden a la extrema volatilidad a la que está sometido el pacto del partido del Gobierno con ERC, que convierten para Sánchez cada día que dista hasta la votación, todavía sin fecha, en una auténtica travesía por un campo minado. Ayer estalló una, aunque todavía falta por ver cuáles serán todas sus consecuencias.

La sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre Oriol Junqueras, en la que dispone que el líder secesionista debería haber gozado de la inmunidad como eurodiputado desde «la proclamación oficial de los resultados», ha derivado en la paralización de las negociaciones entre el PSOE y ERC. La mesa no se rompe, pero queda aparcada hasta que Ferraz no se pronuncie sobre el fallo judicial.

«No está previsto que nos volvamos a sentar con el PSOE hasta que no sepamos lo que piensa sobre esta sentencia y qué valoraciones hace, qué dice y qué hará la Abogacía del Estado», afirmó ayer Marta Vilalta. En realidad, la portavoz de Esquerra lo que viene a exigir es un nuevo «gesto» del presidente del Gobierno que añadir a los dos sapos que ya se ha tragado hasta la fecha: la consideración del desafío secesionista como un «conflicto político» y la recuperación de Quim Torra como su interlocutor.

Los diputados y senadores socialistas brindaban ayer al mediodía en Ferraz celebrando la llegada de las fiestas navideñas y, de paso, lo cerca que estaban de renovar al frente del Gobierno, tal y como les trasladó la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, que dio a entender que el bache pisado por Ábalos el día anterior con la «unilateralidad» quedaba superado, y que solo restaba esperar a que pasase el congreso que celebra ERC este fin de semana. Pero el núcleo duro de Esquerra ha ganado posiciones, y su reacción tras el fallo ha dejado descolocado a su sector más pactista y a los socialistas.

La Moncloa reacciona

La Moncloa, que había pensado no reaccionar, se vio obligada a difundir un tímido comunicado tras el plantón de ERC. En el mismo se detalla que la Abogacía del Estado, dependiente del Gobierno central, «está estudiando con el debido detenimiento la sentencia y presentará su escrito en los próximos días», confirmando la parálisis de las conversaciones. El pasado junio, la Abogacía del Estado ya presentó un informe mostrándose favorable a la excarcelación de Junqueras, pero ahora tendrá que volver a realizar uno nuevo ante la petición del tribunal europeo.

La vicepresidenta, Carmen Calvo, despejó la pelota tratando de desvincular la decisión de Luxemburgo de la política, y justo después se lavó las manos al asegurar que «la sentencia sobre Junqueras es una herencia del Gobierno de Rajoy».

En el PSOE siguen confiando en que el acuerdo siga su cauce, pero en buena medida dependerá de lo que suceda con las bases de ERC este fin de semana.

 

El Tribunal Europeo contradice al Supremo y dice que Junqueras tenía inmunidad

La Voz
Oriol Junqueras (ERC) y Carles Puigdemont (JxCat)
Oriol Junqueras (ERC) y Carles Puigdemont (JxCat)

El TJUE sentencia que un eurodiputado lo es desde el momento en que resulta elegido,
no desde que cumple con el papeleo

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) ha dictado este jueves que el exvicepresidente de la Generalitat y líder de ERC, Oriol Junqueras, debió ser reconocido como eurodiputado desde la proclamación oficial de los resultados de las elecciones al Parlamento europeo del pasado mayo y gozar «desde ese mismo momento» de inmunidad.

La sentencia dice literalmente: «Una persona elegida al Parlamento Europeo adquiere la condición de miembro de dicha institución desde la proclamación oficial de los resultados y goza desde ese momento de las inmunidades aparejadas a tal condición».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El ala dura de ERC gana terreno y logra paralizar las negociaciones con el PSOE