La Generalitat y los comunes allanan la aprobación de los presupuestos catalanes

Quim Torra, Ada Colau y Nadia Calviño, el pasado noviembre, en un acto oficial en Barcelona
Quim Torra, Ada Colau y Nadia Calviño, el pasado noviembre, en un acto oficial en Barcelona

Barcelona / Colpisa

El Gobierno de coalición de la Generalitat (formado por JxCat y ERC) y los comunes alcanzaron este lunes un acuerdo para una reforma fiscal que allana el camino para la aprobación de los presupuestos catalanes del 2020. El Ejecutivo catalán lleva desde el 2017 con las cuentas prorrogadas. Entre JxCat y ERC no suman la mayoría absoluta, por lo que necesitan apoyos externos en el Parlamento. Ante la negativa de la CUP, la Consejería de Economía ha acabado negociando con los comunes, que como espacio de referencia de Unidas Podemos en Cataluña apuesta por un triple acuerdo en tres escenarios: el Gobierno central, la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona (donde Ada Colau gobierna en coalición con los socialistas). Está por ver, por lo tanto, si finalmente este pacto trasciende el ámbito territorial y tiene consecuencias en las relaciones cruzadas entre el PSOE, Unidas Podemos y Esquerra.

El vicepresidente de la Generalitat y consejero de Economía, Pere Aragonès, afirmó este lunes que trabaja para tener los presupuestos aprobados en el primer trimestre del año que viene. Ya hay acuerdo en materia de ingresos, pero faltan los gastos. Su intención es aprobar las cuentas y poder ejecutarlas, lo que en principio descartaría la convocatoria anticipada de elecciones en Cataluña. Sin embargo, existen otros condicionantes. Es el caso de la eventual condena por inhabilitación al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que podría conocerse esta semana y que podría acelerar el final de la legislatura. 

Reforma fiscal

El pacto entre Aragonès y los comunes, criticado por los socios de JxCat, aumenta el tramo autonómico del IRPF a los que ganan más de 90.000 euros anuales y baja el de las rentas más bajas. También contempla la subida del impuesto de sucesiones y se crean cuatro nuevos impuestos sobre fiscalidad medioambiental y se modifican al alza los gravámenes sobre bebidas azucaradas y pisos vacíos.

El portavoz de JxCat en el Parlamento catalán, Eduard Pujol, manifestó este lunes que apoyan la reforma fiscal acordada entre el Gobierno autonómico y los comunes de cara al proyecto de presupuestos de la Generalitat del 2020, pese a no compartir algunos puntos, como el incremento del impuesto de sucesiones. «Es lo que nos genera más incomodidad», admitió.

«Por responsabilidad con el país y como socios del Gobierno, damos nuestro apoyo al acuerdo, pese a que hay medidas que contempla que no nos satisfacen. No es 100 % nuestro modelo de sociedad», añadió

Pujol pidió, en este sentido, que se incluyan medidas como la mejora de los ingresos «a través de la flexibilización del déficit, y con un reconocimiento de las deudas del Estado».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La Generalitat y los comunes allanan la aprobación de los presupuestos catalanes