Barcelona estrena los primeros contenedores convertidos en casas para familias en riesgo de exclusión

La Voz

ESPAÑA

Se trata de alojamientos provisionales y las familias pueden estar en ellas hasta que encuentren una vivienda social

17 dic 2019 . Actualizado a las 18:28 h.

A finales de agosto llegaron los contenedores de barcos y se colocaron en este solar del barrio Gótico de Barcelona. Cuatro meses después, son doce viviendas para personas mayores o familias en riesgo de exclusión social que ya podrán entrar a vivir en enero. Se trata de alojamientos provisionales y las familias estarán en ellas hasta que encuentren una vivienda social, por un máximo de cinco años. 

Los alojamientos, que podrán ser simples o dobles, ofrecerán equipamientos y servicios públicos en la planta baja para todos los vecinos. Como son módulos se pueden trasladar, porque se han levantado en solares de la ciudad de Barcelona en situación transitoria. El alquiler a pagar dependerá de cada caso, según la renta que tenga la familia.

El Ayuntamiento de Barcelona puso en marcha la prueba piloto del proyecto Alojamientos de proximidad provisionales (Aprop, en sus siglas en catalán) a principios del 2018 con un presupuesto de 5,3 millones de euros. El objetivo era construir 94 alojamientos (23 de un dormitorio y 71 de dos) divididos en tres promociones, que alojarán a unas 250 personas y estarán en solares de los distritos de Ciutat Vella, Sants-Montjuïc y Sant Martí.