El segundo grado a los presos del 1-O complica aún más las negociaciones

cristian reino BARCELONA / COLPISA

ESPAÑA

Los líderes independentistas acusados por el proceso soberanista catalán que derivó en la celebración del 1-O y la declaración unilateral de independencia de Cataluña (DUI), (primer banco) Jordi Sánchez (i), expresidente de ANC; Jordi Turull (2i), exconsejero de Presidencia; Josep Rull (3i), exconsejero de Territorio y Sostenibilidad; (segundo banco) Oriol Junqueras (3d), exvicepresidente de la Generalitat; Raül Romeva (2d), exconsejero de Asuntos Exteriores; y Joaquim Forn (d), exconsejero de Interior, durante la primera jornada del juicio en el Tribunal Supremo, en una imagen de archivo.
Los líderes independentistas acusados por el proceso soberanista catalán que derivó en la celebración del 1-O y la declaración unilateral de independencia de Cataluña (DUI), (primer banco) Jordi Sánchez (i), expresidente de ANC; Jordi Turull (2i), exconsejero de Presidencia; Josep Rull (3i), exconsejero de Territorio y Sostenibilidad; (segundo banco) Oriol Junqueras (3d), exvicepresidente de la Generalitat; Raül Romeva (2d), exconsejero de Asuntos Exteriores; y Joaquim Forn (d), exconsejero de Interior, durante la primera jornada del juicio en el Tribunal Supremo, en una imagen de archivo. Emilio Naranjo | Efe

Las cárceles catalanas deniegan la salida inmediata de los condenados por el «procés» y pasarán la Navidad en prisión

12 dic 2019 . Actualizado a las 05:00 h.

Las tres prisiones catalanas en las que están encarcelados los nueve presos del procés condenados por sedición propusieron este miércoles clasificarlos en el segundo grado penitenciario, la calificación más común. No es el régimen cerrado del primer grado ni el de semilibertad del tercero. En virtud del segundo grado, cada interno tiene derecho a salir del penal 36 días al año, siempre y cuando haya cumplido más de una cuarta parte de la condena. Para los Jordis, este supuesto será efectivo a mediados de enero. Junqueras, que tiene la pena más alta, trece años, deberá esperar un año más.

La decisión, en cualquier caso, no es definitiva. Se trata de la propuesta que las juntas de tratamiento de cada una de las prisiones ha elevado a la Secretaría General de Medidas Penales de la Consejería de Justicia de la Generalitat, que es la que antes de dos meses deberá emitir una resolución que fijará el régimen penitenciario para Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Cuixart, Jordi Sànchez, Jordi Turull, Josep Rull, Carme Forcadell, Dolors Bassa y Joaquim Forn, condenados a penas de entre nueve y trece años. Según el secretario de Medidas Penales, Reinserción y Atención a la Víctima de la Consejería de Justicia de la Generalitat, Armand Calderó, las propuestas no se adoptaron por unanimidad, sino que hubo «un intenso debate» porque algunos técnicos se decantaban por el tercer grado.

La resolución definitiva sobre el grado penitenciario, que normalmente suele coincidir con el del informe inicial de las juntas de tratamiento, debe realizarse en un plazo máximo de dos meses. A partir de ese momento, abogados defensores y la Fiscalía podrán recurrir la decisión. Calderó insistió en que la última palabra en todas las resoluciones penitenciarias la tiene un juez.