Vitoria / Colpisa

El exetarra José Ramón López de Abetxuko impartió finalmente sin contratiempos una conferencia en el campus vitoriano de la Universidad del País Vasco sobre los presos terroristas enfermos, pese a las críticas de las víctimas del terrorismo y del PSE-EE y el PP, que han calificado de «indignidad» este acto coincidiendo con el Día de los Derechos Humanos.

Enfrente, medio centenar de personas se concentraron para denunciar la celebración de la charla. Entre ellas, varias víctimas de López de Abetxuko, que el verano pasado terminó de cumplir 30 años de cárcel por asesinar a Jesús Velasco Zuazola, jefe de policías forales de Álava, y a Eugenio Lázaro Valle, comandante del Ejército y jefe de la Policía Municipal de Vitoria. Nunca se ha arrepentido de esas muertes.

«Por culpa del terrorismo de ETA no he conocido a mi abuelo» [Jesús Velasco], denunció Casilda Chico Velasco, la nieta. La protesta arrancó pasado el mediodía. López de Abetxuko ya estaba dentro del edificio. Y para entonces, también, el profesor Txema Portillo había colocado dos pequeños carteles: «A Fernando Buesa y Jorge Díaz los asesinaron aquí». El puñado de concentrados permaneció en silencio tras una pancarta con la leyenda «Ni olvido ni perdón». La charla transcurrió sin alusiones a ETA y sin autocrítica. Pidió el fin de la dispersión de presos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Protestas por una charla en la Universidad del País Vasco de un exetarra condenado por asesinato