Hallan muerto a uno de los testigos del doble crimen del pantano de Susqueda

La principal hipótesis que barajan los Mossos es que Soler falleció cuando se iba a suicidar, pues fue hallado cerca de un árbol en el que había una soga


Redacción

Los Mossos d’Esquadra han localizado muerto en la zona del pantano de Susqueda próxima a la barraca donde residía desde hacía años a Bartomeu Soler, quien estaba en el embalse el 24 de agosto del 2017, el día en que asesinaron a la una pareja de jóvenes, pero que aseguró estar pescando y no haber visto ni oído nada.

El cuerpo de Soler, de 67 años, fue localizado por una persona que iba a verle ayer, después de no saber nada de él durante días. La principal hipótesis que barajan los mossos es que Soler falleció cuando se iba a suicidar, pues fue hallado cerca de un árbol en el que había una soga, y porque en su barraca encontró una nota de despedida, fechada el 16 de noviembre, en la que daba sus motivos para quitarse la vida y decía que se iba junto a su perro, que había muerto tiempo atrás, informa Efe.

Los agentes están pendientes de saber los resultados de la autopsia que deberá determinar de qué murió y cuándo, ya que, teniendo en cuenta la fecha de la nota, podía hacer casi un mes que había fallecido. Además, comprobarán que la letra de la nota corresponde al fallecido, que no presentaba signos de violencia.

El levantamiento del cadáver se hizo gracias a la ayuda de los Bomberos de la Generalitat porque estaba en una zona de difícil acceso. Bartomeu Soler, que hacía unos cinco años que vivía como un ermitaño en la barraca de madera construida por él mismo, se hallaba en el pantano el día que asesinaron a tiros a Marc Hernández, de 23 años, y Paula Mas, de 21, el 24 de agosto del 2017, cuyos cuerpos no aparecieron hasta un mes después.

Los investigadores le tomaron declaración y confirmaron que, efectivamente, como declaró, el día de los hechos estaba pescando y que ni vio a la pareja, ni al único sospechoso del doble crimen, Jordi Magentí, ni escuchó los gritos y los cuatro disparos porque pescaba con unos auriculares puestos.

El caso Susqueda da un nuevo giro: ¿Quién mató realmente a Marc y Paula?

La Voz

Un nuevo testigo declara haber visto aquel 24 de agosto a un exlegionario en la zona del pantano. Otros apuntan haber visto a las víctimas ocho horas después de los disparos

El presunto autor del doble crimen del pantano de Susqueda, Jordi Magentí, ha pedido al Juzgado de Instrucción 2 de Santa Coloma de Farners (Girona) que le deje en libertad al no existir «ninguna prueba o indicio" que le implique en el homicidio de los jóvenes Marc y Paula el 24 agosto de 2017. El principal acusado lleva siete meses y medio en prisión provisional. 

;
El supuesto autor del crimen de Susqueda culpa a su hijo de las muertes Le confesó a un preso que iba a asumir la culpa por haber matado a su madre hace 20 años

En su escrito, y según informa este lunes Europa Press, el abogado Benet Salellas defiende que los resultados de los análisis de ADN en restos de sangre recogidos por los Mossos d'Esquadra en la investigación han dado «resultados negativos, incluso las pruebas más exhaustivas de lofoscópica ( ciencia que estudia los diseños formados por las crestas papilares situados en la superficie de la piel)». Según el letrado, a estas alturas de la investigación, «no consta ni una sola prueba objetiva más allá de conjeturas que puedan establecer una relación entre Jordi M.G. y los cuerpos de Marc y Paula». Recuerda que hasta el momento no se ha hallado el arma homicida, y dice que pudo haberse usado contra ellos no solo un arma de fuego, sino también un objeto cortante, por lo que «esta combinación de mecanismos sugiere clarísimamente la participación de más de una persona».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hallan muerto a uno de los testigos del doble crimen del pantano de Susqueda