El BNG ante el rey: ¿por qué antes sí y ahora no?

Los nacionalistas renuncian al altavoz en el que dar a conocer sus demandas para Galicia


Redacción / La Voz

Con su decisión de no acudir a la consulta con Felipe VI, el Bloque Nacionalista Galego pierde una valiosa oportunidad para difundir su mensaje a favor de las necesidades de Galicia tras cuatro años ausente de la política estatal por no haber conseguido escaño en las tres últimas citas con las urnas para unas elecciones generales. En un comunicado emitido en la tarde de ayer, el BNG dio a conocer la decisión de su ejecutiva nacional, decisión que parte, tal y como indica la formación, de una «profunda convicción republicana e soberanista» y de una evaluación negativa del papel de la monarquía y de la figura del rey en el contexto político actual. A su entender, Felipe VI asumió un rol «contra as nacións que facemos parte deste Estado e contra o exercicio dos dereitos colectivos, como é o de autodeterminación, que como tales nos corresponden».

La polémica decisión de la dirección del Bloque se contradice con la actitud adoptada por el partido nacionalista en otras legislaturas en las que sí obtuvo representación en el Congreso y en las que aprovechó las consultas con Juan Carlos I para reivindicar ante el rey sus demandas para Galicia y obtener, de este modo, un altavoz privilegiado para difundirlas. En el año 1996, cuando el BNG obtuvo dos escaños, el diputado Francisco Rodríguez aprovechó su encuentro con el rey para trasladarle la necesidad de reformular «as estruturas xurídico-políticas do Estado español». En ese año en el que fue nombrado presidente del Gobierno José María Aznar, los parlamentario del Bloque prometieron su cargo sobre un ejemplar de Sempre en Galiza, de Castelao, que luego regalaron al monarca. Cuatro años después, el BNG aprovechó la ocasión para trasladarle al rey su preocupación por la «demonización del nacionalismo». Rodríguez denunció ante Juan Carlos I «las campañas antinacionalistas que se hacen desde muchos sectores del Estado», pero lo hizo «con respeto a las reglas del juego democrático».

En el año 2004, Rodríguez, por tercera vez portavoz del Bloque en el Congreso, estuvo 45 minutos reunido con el rey, al que le planteó la necesidad de reformar la Constitución para que «la estructura institucional del Estado se adapte a su realidad plurinacional», además de pedir la reforma de los estatutos de autonomía con el fin de que incluyesen «nuevos estatus políticos para las distintas naciones del Estado».

El exdiputado nacionalista Francisco Rodríguez
El exdiputado nacionalista Francisco Rodríguez

Quince años después, el BNG tenía una nueva oportunidad para dar a conocer en el foro estatal las reivindicaciones y las necesidades de los gallegos, pero con la decisión de no acudir a la consulta con el rey prevista para el martes, Néstor Rego rechaza ese altavoz que sí obtendrán otros partidos nacionalistas o regionalistas con los que va a competir en protagonismo y demandas, como el Partido Regionalista de Cantabria o Teruel Existe, que logró en los últimos meses que se escuchasen sus demandas sobre la España vacía y los problemas de sus habitantes. 

¿Cambió algo en el BNG en esos años? ¿No era entonces, como ahora reivindica, republicano y soberanista? Sí lo era, lo que cambió fue el contexto. En el año 2000, no llegaba a la treintena el número de diputados procedentes de partidos nacionalistas, y Esquerra Republicana de Cataluña solo tenía un escaño. Ahora, la suma de los escaños nacionalistas aumentó, entraron partidos más radicales como la CUP o Bildu, Esquerra tiene trece parlamentarios y el mensaje que defiende el derecho a decidir de las comunidades históricas se extendió hasta ser defendido por un tercio de la Cámara Baja. Además, la necesidad numérica que tiene Pedro Sánchez de esos partidos nacionalistas, incluido el BNG, para ser investido presidente del Gobierno les otorga una representatividad que no tuvieron hasta ahora.

Con ese cambio de escenario, el BNG se suma a sus socios en las elecciones europeas en su rechazo a la figura del rey y al modelo estatal «cada vez máis autoritario que encarna a monarquía», dice su dirección.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
32 votos
Comentarios

El BNG ante el rey: ¿por qué antes sí y ahora no?