Sánchez dice que su acuerdo con ERC «será público y dentro de la legalidad»

El BNG decidirá el lunes si se une a ERC, Bildu y la CUP en su plantón a Felipe VI

Felipe VI recibió este miércoles en la Zarzuela a Meritxell Batet
Felipe VI recibió este miércoles en la Zarzuela a Meritxell Batet

Madrid / La Voz

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, acudió este miércoles a la Zarzuela para transmitirle al rey el comienzo de la XIV legislatura en un encuentro en el que Felipe VI le avanzó su intención de «organizar rápidamente» su agenda para poner en marcha la ronda de consultas con los representantes de las fuerzas parlamentarias. A pesar de que no profundizaron sobre los posibles pactos para que pueda cuajar una investidura, la dirigente socialista sí desveló que el monarca «cree que es bueno que haya Gobierno, que la legislatura eche a andar y que haya normalidad institucional».

Con un Parlamento cada vez más fragmentado, la ronda de consultas será la más numerosa de la historia. Durante los próximos días desfilarán por la Zarzuela representantes de 18 formaciones políticas, y eso que, como suele ser habitual, ERC y Bildu no acudirán a la cita. Tampoco lo hará la CUP, que debuta en la carrera de San Jerónimo en esta legislatura, y es posible que se ausente también el diputado del BNG, Néstor Rego, ya que, según han trasladado fuentes de la formación frentista a este periódico, no se tomará una decisión en firme hasta el lunes, cuando está previsto que se reúna la ejecutiva.

La investidura depende en gran medida de lo que deparen las negociaciones entre el PSOE y ERC. Los secesionistas tienen la llave, y juegan a enfriar las prisas que muestra Ferraz. «Antes de Navidad sería lo ideal», confesó ayer la propia Batet en declaraciones a la Ser, en donde afirmó que aunque está «complicado», todavía lo considera «posible».

A cambio de facilitar la investidura mediante su abstención, Esquerra exige la conformación de una mesa de diálogo «de igual a igual» entre el Gobierno central y el autonómico y sin vetos a una consulta soberanista. Sánchez se refirió este miércoles a que las reuniones de su partido con ERC, de las que apenas trasciende información, «van bien» precisamente por eso, «porque son discretas, «un principio esencial para llegar a buen puerto», reflexionó. En cualquier caso, y ante las elevadas peticiones iniciales de ERC, el presidente del Gobierno en funciones garantizó que si acaban alcanzando un acuerdo, «estará dentro de la legalidad y será público, como no podría ser de otra manera». 

Optimismo frente a precaución

Fuentes de Podemos en el Congreso trasladaron a este periódico su optimismo para que cuaje la coalición. Aseguran que la investidura no llegará hasta «bien entrado enero o incluso febrero», pero que acabará saliendo adelante gracias a la abstención de ERC. En el PSOE no las tienen todas consigo, y en privado recuerdan que los secesionistas ya les han dado la espalda en varias ocasiones, como en la votación de los últimos Presupuestos o al no permitir la llegada de Miquel Iceta a Madrid para presidir el Senado.

Precisamente, por eso Sánchez no quiere enterrar su plan B, y desde hace días prepara el terreno para que, llegado el caso y ante la amenaza de una nueva repetición electoral, el PP o Cs le permitan gobernar. Este miércoles buscó con más ahínco al segundo, preguntándose «si va a seguir siendo un apéndice de la derecha y la ultraderecha, o si quiere ser un partido que contribuya a la gobernabilidad».

El PSOE se ve con JxCat al tiempo que este tramita una moción por la autodeterminación 

Todo lo que trascendió del primer encuentro entre el PSOE y Junts per Catalunya para hablar de la investidura de Pedro Sánchez es que volverán a mantener un encuentro. La cita de este miércoles entre la número dos del PSOE, Adriana Lastra, y las diputadas de JxCat Laura Borràs y Míriam Nogueras coincidió con la presentación en el Parlamento catalán por parte de este partido de una moción que pide constatar que se deben promover las iniciativas y compromisos necesarios para acordar «una solución democrática al conflicto político entre Cataluña y el Estado español, que no puede ser otra que el ejercicio del derecho de autodeterminación a través de un referendo».

Al término de la reunión de en el Congreso, que duró hora y media, no hubo comunicado conjunto como sí existió tras la mantenida entre PSOE y ERC el martes. 

Torra sigue discriminando

Quim Torra sigue discriminando a los catalanes no independentistas al ejercer de presidente, no de la Generalitat, sino del independentismo y despreciar todo lo que tenga relación con España. El mandatario ha declinado por carta sendas invitaciones para conmemorar el aniversario de la Constitución en actos organizados por la Delegación del Gobierno en Cataluña y por las Cortes. Y lo ha hecho porque considera que el texto no representa ya a la «mayoría de los catalanes», por lo que están determinados a escribir una Carta Magna catalana, según manifestó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sánchez dice que su acuerdo con ERC «será público y dentro de la legalidad»