Vox traslada a Ciudadanos su negativa a facilitarle un puesto en la Mesa del Congreso como proponía el PP

García Egea intentará «hasta el final» que Vox y Cs tengan un asiento cada uno en este órgano

Santiago Abascal, presidente de Vox
Santiago Abascal, presidente de Vox

Vox ha trasladado este lunes a Ciudadanos que no colaborará para facilitar que el partido naranja tenga un puesto en la Mesa del Congreso rechazando así el acuerdo que había propuesto el PP para que el centroderecha copara cuatro de los nueve puestos a los que aspiran: dos el PP, uno para Vox y otro para Ciudadanos.

Los de Abascal han comunicado su decisión a Ciudadanos en una reunión mantenida por representantes de ambas formaciones en el Congreso, según ha informado el partido naranja. El encuentro ha tenido lugar después de que el presidente del PP, Pablo Casado, lanzara su propuesta de una alianza entre los tres partidos.

Solo diez diputados

Ciudadanos solo tiene diez diputados, con lo que requiere apoyos para lograr el puesto al que aspira en el órgano de gobierno de la Cámara. El PP se venía negando al veto a Vox auspiciado por el PSOE y Unidas Podemos y había propuesto esa alianza para que entraran tanto los de Abascal como los liberales. Eso sí, desde el PP ya han avisado de que si Vox no se avenía a un acuerdo, podrían luchar por lograr tres puestos en la mesa para ellos solos.

Desde el partido liberal han calificado de «generosa y constructiva» la propuesta del PP y lamentan que no tenga visos de salir adelante por las reticencias de Vox a colaborar para facilitar su entrada en la Mesa.

El PP intentará que entren los dos

Pese a esa negativa de Vox a negociar la Mesa del Congreso, fuentes de la dirección nacional del PP han señalado a Europa Press que su partido intentará que tanto Vox como Cs tengan un puesto cada uno en el órgano rector de la Cámara. «Vamos a intentar que entren los dos hasta el final», añaden las mismas fuentes.

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, que está pilotando las negociaciones en nombre de su partido, está manteniendo contactos «con todos». El PP no ha precisado si en esas conversaciones se ha llegado a algún entendimiento con el PSOE para que Cs tenga un asiento en la Mesa.

Este mediodía, después de que Casado lanzara su propuesta (2 puestos para el PP, uno para Vox y otro para Cs), fuentes de la cúpula popular han alertado de que sería «muy difícil» explicar por parte del partido de Abascal oponerse a esta ecuación entre tres partidos que colaboran en varios gobiernos autonómicos.

Ortega Smith asegura que lo están «estudiando»

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, ha explicado este lunes que su partido está estudiando la oferta del PP para que tanto Vox como Ciudadanos cuenten cada uno con un puesto en la Mesa del Congreso, pero ha insistido en que aritméticamente a su formación le corresponden dos asientos en este órgano.

Así lo ha señalado Ortega Smith tras acudir a la última reunión de la Diputación Permanente de la XIII Legislatura, después de que el PP anunciara una ronda de contactos con distintas formaciones parlamentarias con idea de que, frente a los cinco puestos que se van a repartir el PSOE y Unidas Podemos, el centro derecha cope las otras cuatro plazas de la Mesa: dos para el Grupo Popular, una para Vox y otra para Ciudadanos.

A su salida, se le ha preguntado por esta propuesta que defiende el líder de los conservadores, Pablo Casado. «La estamos estudiando», ha respondido.

Eso sí, a renglón seguido ha insistido en que Vox tiene que tener «lo que le corresponde» de acuerdo a su proporción de diputados, es decir, un mínimo de dos. Preguntado expresamente si su partido estaría dispuesto a renunciar a uno de ellos para dar entrada a Ciudadanos ha contestado: «Eso ya es otro tema».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Vox traslada a Ciudadanos su negativa a facilitarle un puesto en la Mesa del Congreso como proponía el PP