Un grupo de gallegos viajan al campamento saharaui de Tinduf pese a la alerta terrorista

El Polisario carga contra España, pero Margarita Robles asegura que la amenaza es «seria e inminente»

Campamento de refugiados saharauis en Tinduf, en Argelia
Campamento de refugiados saharauis en Tinduf, en Argelia

Redacción / La Voz

«Es una medida de presión, y no es la primera, del Gobierno de Marruecos con la complicidad del Ejecutivo del PSOE». Así ha reaccionado este jueves Maite Isla, presidenta de la Asociación Solidaridade Galega co Pobo Saharaui (Sogaps), ante la alerta lanzada por el Gobierno de riesgo de un atentado yihadista contra ciudadanos españoles en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia). La alerta terrorista no impedirá la salida este viernes de un grupo de gallegos, vía Madrid, a Tinduf «para paliar la difícil situación en los campamentos saharauis». Forman parte de los 320 españoles procedentes de otras comunidades que llegarán el sábado a los campamentos. Este viaje precede a otro que tendrá lugar en los próximos días organizado por la Sogaps a la región desértica donde malviven los desplazados saharauis (unos 173.600, según el censo de Acnur del 2018), desde 1975.

«Buscan frenar la ayuda»

«Los almacenes de la Media Luna Roja están vacíos, y lo único que busca Marruecos es frenar la ayuda que llega a los saharauis a través de las familias españolas», denuncia Maite Isla. «Es también una medida de presión para evitar la celebración del congreso del Polisario-Mártir Bujari Ahmed que tiene previsto celebrarse el 17 de diciembre en el territorio liberado de Tifariti», explica. La presidenta de la oenegé gallega añade que «incluso la misión de la ONU [Minurso] ha desmentido la amenaza».

En un comunicado, el Gobierno de la autoproclamada República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y el Frente Polisario expresan su «profundo pesar y asombro por esta declaración extraña y sospechosa», que considera «no está justificada excepto si hay razones políticas u objetivos que son el resultado de la sorprendente complicidad». El Polisario vincula la alerta a la visita del miércoles pasado a la Moncloa del ministro de Asuntos Exteriores de Marruecos, Nasser Bourita.

El Gobierno rechaza las acusaciones. Es «una amenaza de terrorismo seria, contrastada e inminente» y «está al margen de cualquier consideración política», declaró la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles (que sustituirá este viernes en Exteriores a Josep Borrell), durante su visita al Arsenal Militar de Ferrol,

La alerta afecta a toda la zona del Sáhara Occidental y se vincula a la inestabilidad en el norte de Mali, como insistió ayer en Argel el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska.

Robles insistió en que «las Fuerzas Armadas españolas evitaron no hace ni unos meses un atentado de una enorme magnitud en Mali con dos coches bomba. Cada día estamos viendo noticias de franquicias de Al Qaida y el Daesh [acrónimo de Estado Islámico]». «El Gobierno tiene información muy contrastada de los servicios de inteligencia extranjeros y su obligación es darla a conocer sin ninguna otra consideración política», añadió.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Un grupo de gallegos viajan al campamento saharaui de Tinduf pese a la alerta terrorista