Zapatero apadrina el pacto con Iglesias y receta a Sánchez diálogo en Cataluña

El expresidente admite que «deseaba que se produjera» la alianza entre el PSOE y Unidas Podemos


Redacción / La Voz

Quienes estuvieron en la sala de máquinas del acuerdo exprés suscrito el pasado martes entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias ya habían sugerido que el expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero era uno de los padrinos del pacto entre el PSOE y Unidas Podemos. Zapatero salió este domingo al ruedo para confirmar que «deseaba que se produjera» esa alianza y para dar sus bendiciones a la futura coalición de Gobierno.

Lo hizo en los micrófonos de la Ser, donde habló de «sorpresa» ante el anuncio y aclaró que no se había molestado cuando, en las anteriores negociaciones entre socialistas y rupturistas, Pablo Iglesias hizo público que había sido precisamente Zapatero quien le había aconsejado pedir las políticas activas de empleo para cerrar el pacto con Pedro Sánchez. «Es muy difícil que yo me enfade», se escudó. Pese a sus esfuerzos, entonces no prosperó el acuerdo y hubo que dar un largo rodeo por la repetición electoral para conseguir que Iglesias y Sánchez sellasen con un abrazo el armisticio final.

Pero Zapatero no se limitó a ejercer de padrino de la alianza de izquierdas. El expresidente socialista también se atrevió a proponer recetas para el tema más complejo al que se enfrentará, si cuaja, el futuro Gobierno. Para el exlíder del PSOE la única solución al desafío secesionista pasa por el «diálogo»: «No hay alternativa para la crisis que hemos tenido en Cataluña que no sea el diálogo. Tiene que ser un diálogo abierto y sincero. Un diálogo que no cese, donde cada uno pueda plantear todas las alternativas que hay».

Vuelve el talante

Rodríguez Zapatero, fiel a su libro de estilo, resaltó que hay que conversar «siempre, hasta el último segundo, con el adversario más increíblemente difícil».

En pleno revival de su célebre talante, Zapatero fue tibiamente crítico con los independentistas catalanes. Recurrió a un repertorio de frases más propias de un catequista para invitar a los separatistas a volver al hogar. Como si se tratase de la mismísima parábola del hijo pródigo, explicó que «los independentistas hicieron un viaje a ninguna parte que no tiene retorno, pero la democracia española hace que tengamos que tender el brazo para que vuelvan de ese viaje».

La actual crisis catalana arranca en noviembre del 2003 con su promesa, al calor de un mitin, de tramitar en las Cortes el Estatuto de autonomía «tal cual» saliese del Parlamento de Cataluña y con la posterior campaña del PP contra el texto promovido por el PSC, por lo que los consejos de Zapatero en materia territorial chocan frontalmente con las tesis más ortodoxas de otros tótems de la vieja guardia, como el expresidente Felipe González.

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, de los garrotazos al abrazo en 2.900 horas

fRANCISCO ESPIÑEIRA

Iglesias y Sánchez sufren una relación llena de altibajos desde el 2014. Ahora, tendrán que compartir Gobierno

Esta historia arranca hace un lustro. A finales del 2015, tras las elecciones generales que consumaron el fin del bipartidismo, la relación de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias estaba repleta de sonrisas y guiños cómplices. Derrotado Mariano Rajoy en las urnas, PSOE y Podemos se frotaban las manos con el asalto al cielo de la Moncloa. Se citaron una fría mañana de marzo para darse un paseo por la Carrera de San Jerónimo. Pablo quiso romper el hielo regalándole un libro -Historia del baloncesto- a Pedro como inicio de su relación.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Zapatero apadrina el pacto con Iglesias y receta a Sánchez diálogo en Cataluña