El BNG no se plantea nada más allá de un acuerdo de investidura; y este, si prospera: «Partido a partido»

Néstor Rego, diputado del BNG por A Coruña
Néstor Rego, diputado del BNG por A Coruña

santiago / la voz

Con el difícil equilibrio de fuerzas y pactos para conformar Gobierno en Madrid, el voto del ansiado y recuperado escaño del BNG puede ser determinante para que prospere el acuerdo de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos. Nada más trascender el pacto, Ana Pontón aplaudió la posibilidad de que se constituyese un Gobierno progresista, pero aseguró que los nacionalistas solo le darían su apoyo si se tenía en cuenta la «axenda galega».

¿A qué se refería Pontón en concreto? O más bien, ¿cuáles son las líneas rojas que el BNG no está dispuesto a pasar por alto? No han trascendido, de momento, a la espera de las negociaciones que comenzarán mañana. Pero no es secreto alguno que en la campaña electoral, los candidatos del BNG reiteraron que el traspaso de la AP-9, las cuestiones que tienen que ver con las comunicaciones, el futuro de Alcoa y de Endesa, y medidas a favor de los sectores productivos gallegos van a ser determinantes en el acuerdo, si es que este prospera.

Pero, de entrada, el Bloque tiene también en agenda otras medidas sociales que afectan a la totalidad del Estado y que son fundamentales para un Gobierno «de esquerdas». Serán, posiblemente, las primeras que se pongan sobre la mesa, y tienen que ver con la abolición de la reforma laboral, la mejora de las pensiones, la defensa de los derechos de los más desfavorecidos, la derogación de la Lomce o la supresión de la ley mordaza, entre otras.

El diputado nacionalista Néstor Rego no irá a la negociación con «liñas vermellas» pero tampoco «cun cheque en branco», asegura la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón. Pero sobre todo, va con discreción y con el talante necesario para sacar adelante tanto mejoras sociales como medidas que forman parte del ADN de los nacionalistas.

Eso sí, de llegarse a un acuerdo en las próximas semanas, el Bloque no le dará al futuro Gobierno carta blanca para los próximos cuatro años. «O BNG vai negociar só o debate de investidura» y no se plantea «ningún acordo de lexislatura», advierte Pontón: «Partido a partido».

Los nacionalistas, que recuperaron su escaño en Madrid tras tres legislaturas sin representación, fueron muy críticos con el PSOE y con UP por haber sido capaces de acordar en 24 horas un pacto que no lograron en seis meses y que obligó a una repetición electoral que dio alas a Vox. Pese a ello, Pontón aseguró: «No BNG estamos polo desbloqueo e por un Goberno de progreso, pero deben comprometerse con Galicia».

 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

El BNG no se plantea nada más allá de un acuerdo de investidura; y este, si prospera: «Partido a partido»