La dirección del PP quiere acallar el debate interno sobre el posible acuerdo con el PSOE

Génova asegura que es el líder socialista quien ha abortado cualquier alternativa al escoger el pacto con Podemos y con ERC


Madrid / La Voz

La dirección del PP quiere acallar cuanto antes el debate interno en el partido sobre la posibilidad de que los populares faciliten la investidura de Pedro Sánchez a cambio de que este renuncie a formar un Gobierno de coalición con Unidas Podemos que necesariamente debería contar con el apoyo o la abstención de los independentistas de ERC. Ante la creciente suma de voces internas que plantean que es necesario proponer una alternativa, independientemente de que esta prospere o no, en lugar de quedarse cruzados de brazos esperando a que se consume la alianza de izquierdas, la vicesecretaria de Política Social del PP, Cuca Gamarra, salió ayer para negar cualquier tipo de discrepancias y asegurar que «todo el PP» está en contra del Gobierno de coalición entre el PSOE y Podemos, pero que es Pedro Sánchez quien ha impedido cualquier otra alternativa. «Ese es el único camino que está marcado», señaló Gamarra al ser preguntada directamente por la propuesta del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, de tratar de buscar un acuerdo para que Sánchez rectifique y renuncie a gobernar con Unidas Podemos. La dirigente popular pidió que no se entre en «elucubraciones» ni se centre la atención «en otro punto donde no está la pelota de la negociación del futuro del Gobierno de España». «La pelota la tiene Pedro Sánchez», insistió, y «solo el PSOE puede frenar todo eso».

Génova elude criticar a Feijoo

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, incidió en la misma línea. Criticó que Sánchez haya escogido «la vía radical», que es «la peor para España» con Unidas Podemos y ERC, y dio por hecho que el PP no hará una propuesta alternativa al asegurar que harán «una oposición firme y constructiva» en la próxima legislatura. Montesinos reveló que Pablo Casado llamó por teléfono la misma noche de las elecciones a Pedro Sánchez y que este no le cogió el teléfono, lo que da idea de la nula disposición del líder del PSOE a plantear siquiera una alternativa que no sea la del Gobierno de coalición con Unidas Podemos. En el PSOE admiten que Sánchez no cogió esa llamada, pero aseguran que al día siguiente envió un mensaje telefónico a Casado en el que se ponía a su disposición para escucharle. Tras ello, Casado se dio por enterado y desde entonces no ha habido más contactos entre ambos.

Montesinos criticó que Sánchez «no haya llamado al líder de la oposición, pero sí se ha dado un abrazo con Iglesias y corteja a Esquerra». «Trabajamos sobre hechos y no hipótesis, ayer empezó a cortejar a Esquerra, se ha abrazado a Iglesias y esos son los hechos», señaló para no valorar la posibilidad de que el PP llegue a un acuerdo o plantee la abstención para hacer que Sánchez rectifique. Eludió, sin embargo, criticar a quienes defienden esa posición en el partido asegurando que el PP es una formación «muy grande, transversal, en el que dialogamos y hablamos». «Lo hicimos en el comité ejecutivo pero todo el PP cree que el tándem es malo para España, malo para la libertad educativa, para la economía», señaló, para dejar claro que la posición de Casado no fue objetada en la reunión de la dirección del PP.

El secretario general del PPdeG, Miguel Tellado, insistió, sin embargo, en la tesis de Feijoo de que el PP tendría «las puertas abiertas» para hablar con el PSOE «si alguien» de ese partido «para» el acuerdo con Podemos.

Desconcierto en el PP ante el silencio de Casado tras el pacto entre Sánchez e Iglesias

Gonzalo Bareño

El líder popular da por hecha la coalición, mientras Feijoo, Álvarez de Toledo, Aznar y otros dirigentes piden que el PSOE rectifique y llegue a un acuerdo con los constitucionalistas

La noche del pasado domingo, tras conocer el recuento de los votos, el líder del PP, Pablo Casado, compareció para felicitarse por el «buen resultado» de su partido y lamentar al tiempo lo que consideró «un mal resultado para la gobernabilidad y el futuro de España».

Desde entonces, sin embargo, Casado no ha hecho ninguna propuesta de gobernabilidad que permita acabar con el bloqueo sin permitir que Unidas Podemos entre en el Gobierno o que los independentistas condicionen el futuro de España. Una vez consumado en 48 horas el acuerdo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias para tratar de formar un Ejecutivo de coalición, destacados líderes del partido como Alberto Núñez Feijoo, Cayetana Álvarez de Toledo, y también el ex presidente del Gobierno José María Aznar, han planteado públicamente la necesidad de que Sánchez rectifique y llegue a un acuerdo alternativo con los partidos constitucionalistas, ofreciendo para ello los 89 diputados del PP. La prioridad para estos dirigentes es impedir la formación de un Gobierno que Feijoo considera «letal» para España por la presencia de Unidas Podemos en el mismo.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La dirección del PP quiere acallar el debate interno sobre el posible acuerdo con el PSOE