Rodríguez Ibarra apuesta por un acuerdo entre PSOE y PP porque Podemos no es «fiable»

Dice que el PSOE tiene la «tarea histórica» de hacer frente al independentismo y pide a Pablo Casado que rompa los acuerdos con Vox


Redacción

El expresidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, ha apostado por un acuerdo entre PSOE y PP para hacer frente al desafío independentista al considerar que Podemos no es «fiable». Para ello, ha pedido al Partido Popular que abandone su «herencia fraguista» y rompa sus acuerdos con Vox en gobiernos locales y autonómicos.

Ibarra expone en un artículo publicado en el 'Diario de Sevilla' que el fracaso de Ciudadanos deja vacío el espacio de centroderecha y que el PP «abrió el armario» donde se encontraban los franquistas y sus «maneras antidemocráticas», en alusión a Vox. Respecto al nacionalismo catalán cree que alimentó «el nacionalismo español más vergonzante que, ya, a cara descubierta, se presentó en sociedad y con gran éxito de crítica y público».

Así, apela a la responsabilidad del PP de abandonar su «herencia fraguista» para constituirse en el «heredero» de Adolfo Suárez. Ibarra añade que si esto se produjera, muchos socialistas como él estarían legitimados para plantear una propuesta alternativa al gobierno del PSOE con Unidas Podemos. A su juicio, la formación que lidera Pablo Iglesias no es «fiable» para responder a los desafíos de los independentistas catalanes.

Y recuerda que la misma mañana en la que el PSOE firmaba un acuerdo con Unidas Podemos, «la marca» de este partido en Cataluña se abstuvo en una moción de la CUP en la que el parlamento catalán expresó su voluntad de ejercer «el derecho a la autodeterminación».

Por todo ello, propone un acuerdo del PSOE con un PP «escorado al centroderecha», que se enfrentaría a la deriva independentista y a otra parte del espectro político (Vox) que, argumenta, «jamás» podrá encontrar respuesta positiva «si el futuro Gobierno contuviera en su seno o como asidero a quienes jamás van ser leales con la Constitución y con la igualdad de todos los ciudadanos españoles».

Según Ibarra, se trata de que el PP no pretenda «ocupar el espacio de Vox», sino de que ocupe del centro que dejó libre Cs. Sería necesario, en su opinión que el PP rompiera cualquier acuerdo de gobierno regional o local con Vox, «cualquiera que fueran las consecuencias». «Se supone que para el PP el futuro de España está por encima de la suerte de ese partido», enfatiza.

Un Gobierno «estable y poderoso»

En cuanto a su partido, el PSOE, considera que le corresponde la «tarea histórica» de formar una gran mayoría para que desde un Gobierno «estable y poderoso» se le haga frente definitivamente al independentismo.

El exdirigente socialista asume que su opinión es discrepante con la del secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, pero cree que cuando el acuerdo con Podemos se someta a votación de la militancia socialista, estos deben formarse un opinión sabiendo que la alternativa de la dirección no es «la única opción» que ofrece la actual situación política, informa Europa Press.

Dice ser consciente de que será descalificado por más de un izquierdista «de salón» y por ello les recuerda que «ellos callaron» cuando él mismo desde la presidencia de la Junta de Extremadura impuso impuestos a la banca, a las compañías eléctricas, a la caza, a los solares sin edificar, expropió fincas a nobles o decidió el cierre de una central nuclear.

Podemos aspira a dominar el área social con los ministerios de Vivienda y Empleo

Fran Balado

El reparto de departamentos es una de las grandes diferencias entre el PSOE y UP para estructurar un Gobierno del que serán vicepresidentes Calvo, Iglesias y Calviño

PSOE y Podemos sellaron el martes un preacuerdo de mínimos para conformar un Gobierno de coalición. Es la primera piedra de un edificio en el que todavía falta mucha obra. Porque socialistas y morados han estado en otras dos ocasiones próximos a montar un Gobierno de coalición, pero al final siempre han aflorado las grandes diferencias que tienen en Ferraz y en Princesa para entender la política y la gestión. En realidad, se resumen con la respuesta de Sánchez a Iglesias cuando este último trataba de reactivar las negociaciones para la coalición: «Es inviable por las importantes diferencias que ambas formaciones tenemos en cuestiones de Estado». Estas son las más importantes.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Rodríguez Ibarra apuesta por un acuerdo entre PSOE y PP porque Podemos no es «fiable»