El secesionismo aspira a su mayor presencia histórica en el Congreso

Podría ganar en escaños a los no nacionalistas pese a sus grescas


Madrid / La Voz

El independentismo catalán está más dividido que nunca desde el inicio del procés, pero la movilización de su electorado desde que se conoció la sentencia del Tribunal Supremo que condena a sus principales líderes por sedición puede llevar a que obtenga un resultado histórico en las próximas elecciones generales. Según los datos del CIS, los secesionistas tendrían la mayor representación en el Congreso de toda la democracia y por primera vez sumarían en unas generales más escaños en Cataluña que los partidos constitucionalistas. Esa representación se dividiría entre tres fuerzas políticas y no dos, como ha ocurrido siempre, si se cumplen las predicciones y la CUP, que se presenta por primera vez a las generales, logra uno o dos escaños. Hasta ahora, el mejor resultado de los independentistas en unas elecciones nacionales se dio en los pasados comicios del 28 de abril, cuando obtuvieron 22 diputados, de los que 15 fueron para ERC y 7 para Junts per Catalunya. Los partidos no nacionalistas obtuvieron 26. 

ERC arrasa a JxCat

La tensión entre ERC y Junts per Catalunya, que se traduce en la debilidad del Gobierno de Joaquim Torra en la Generalitat, se salda por ahora con un triunfo claro de ERC, que según los sondeos arrasaría en Cataluña el 10N con una horquilla de entre 16 y 18 diputados, aumentando así su representación entre uno y tres escaños respecto a los 15 actuales.

Por el contrario, Junts per Catalunya registraría su peor resultado, pasando de los siete escaños que obtuvo en abril a quedarse entre cuatro y seis, según el sondeo del CIS. Y los antisistema de la CUP podrían irrumpir en el Congreso con entre uno o dos diputados, aupados por la radicalización del conflicto en Cataluña y los graves disturbios tras la sentencia del procés. Otros sondeos llegan a adjudicar a la CUP hasta cuatro escaños, lo que iría en detrimento de ERC y JxC.

En las horquillas más altas del CIS, los independentistas alcanzarían hasta 26 escaños en el Congreso. Una cifra que podría hacer que, en un escenario de bloqueo, sus votos, bien en forma de apoyo o abstención, fueran imprescindibles para la investidura de Pedro Sánchez en caso de victoria del PSOE. La posición de ERC es, sin embargo, ahora mucho más reacia que en abril a la hora de facilitar gratis la investidura de Sánchez para no perder apoyo en Cataluña en medio de una escalada del desafío secesionista, y su precio sería mucho más alto. Quizá inasumible. JxCat no lo facilitaría wen ningún caso. En Comú Podem, en el que se integra Podemos, podría subir hasta dos escaños respecto a los siete actuales. 

Declive de Cs

En el bloque constitucionalista, el PSC, pese a su complicada situación por el endurecimiento del discurso de Sánchez sobre Cataluña, mejoraría, pasando de los 12 escaños a tener entre 13 y 14. Y el declive de Ciudadanos en el resto de España le pasa también factura en Cataluña, de forma que podría perder hasta tres de sus cinco escaños actuales. Las elecciones son también una prueba para el PP catalán. Tras el pésimo resultado de los pasados comicios, en los que solo obtuvo el acta de Cayetana Álvarez de Toledo, a lo más que podría aspirar ahora es a sumar otro escaño. El CIS no se lo da, pero otras encuestas sí.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El secesionismo aspira a su mayor presencia histórica en el Congreso