El Gobierno vuelve a exigir a Torra que condene la violencia «de manera firme, sin matices ni medias tintas»

El ministro del Interior en funciones asegura que los disturbios en Cataluña son «un problema estrictamente de orden público»


Redacción

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha exigido al presidente de la Generalitat, Quim Torra, que condene la violencia ocurrida estos días en Cataluña «de manera firme, rotunda, sin matices, sin adjetivos ni medias tintas, sin equidistancias».

Así lo ha manifestado este domingo Grande-Marlaska en la rueda de prensa posterior al Comité de seguimiento de la situación en Cataluña, que ha estado presidida por el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y en la que también ha participado la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo.

En este sentido, el ministro ha destacado que «nadie puede ni debe ser ambiguo frente a las acciones violentas» y que el presidente del Gobierno en funciones ha sido «muy contundente». «Espera una condena efectiva, directa, de Torra y del Gobierno catalán respecto a la violencia y su solidaridad con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado», ha precisado.

Asimismo, ha hecho hincapié en que Sánchez ha sido «muy concluyente» y ha pedido a Torra que hable con los catalanes «de convivencia» porque, a su juicio, «tiene una deuda» con el conjunto de los catalanes.

El ministro ha asegurado que los disturbios en Cataluña es «un problema estrictamente de orden público». «Para erradicar el problema de orden público en Cataluña, hay que actuar específicamente contra los violentos», ha subrayado.

Feijoo: «El presidente del Gobierno debería tener el 155 encima de su mesa»

Insta al PSOE a romper sus acuerdos con Esquera y Junts: «Es muy difícil tomarse en serio el mensaje del Gobierno» con esos socios

El presidente de la Xunta ha instado esta mañana en Lugo a que el presidente del Gobierno tenga el artículo 155 -el que conlleva la suspensión de la autonomía y la deposición del ejecutivo autonómico- «sobre la mesa» para actuar ante la situación en Cataluña. Interpelado sobre la aplicación de ese artículo o la ley de seguridad ciudadana, Feijoo ha recordado que «este es el asunto más serio desde el 23F». «Estas observando que hay kale borroka en las calles de Cataluña, y por primera vez un Gobierno autonómico se pone al frente de la violencia, y se pone al frente de los altercados y de los cortes de tráfico. Es un momento de una enorme dificultad», ha valorado antes de una comida mitin en la ciudad. 

Tras recordar los casos del policías nacionales gallegos que fueron atacados, Feijoo ha apuntado que «el problema que tenemos es de doble naturaleza: hay que proteger más a la policía nacional y a los mossos de esquadra, no podemos ver policías en la uci, policías como los gallegos que se fueron a cataluña a proteger a los ciudadanos». 

«La segunda reflexión -ha continuado- es que es muy difícil tomarse en serio el mensaje del Gobierno cuando el PSOE es el socio de gobierno de los independentistas en más de 40 ayuntamientos de Cataluña, incluida la diputación de Barcelona. Para que mejoren su credibilidad deberían romper de forma inmediata las coaliciones electorales y de gobierno con Esquerra, Juns per Cat y el conjunto de partidos con los que gobierna en ayuntamientos y en una diputación».

En este punto, aseguró que su partido y el presidente del mismo, Pablo Casado, «están haciendo algo bastante sensato». «Y creo, honradamente, que el presidente del Gobierno debería tener el 155 encima de su mesa porque no conviene descartar ningún artículo. Todos están en vigor en España, por consiguiente, conviene tenerlo al lado porque lo que estamos viviendo no se lo merecen los catalanes, las familias ni los españoles», ha completado.  

La policía culpa a un ejército de 4.500 «indepes» y antisistema de la violencia en Cataluña

La Voz
Grupos violentos armados con piedras y mobiliario urbano, el viernes en Barcelona
Grupos violentos armados con piedras y mobiliario urbano, el viernes en Barcelona

Los investigadores detectan la llegada de veteranos de las peleas antiglobalización y los chalecos amarillos

Una fuente ministerial confirmó al Canal 24 Horas de RTVE lo que era un secreto a voces entre los policías que luchan contra los disturbios en las calles de Cataluña: las fuerzas de choque del independentismo están formadas por un colectivo de unas 4.500 personas que proceden fundamentalmente del movimiento antisistema -okupas, anarquistas y antiglobalistas- y jóvenes simpatizantes independentistas que utilizan la violencia callejera como una especie de bautismo de fuego con el que acreditar su antiespañolismo.

Los servicios de inteligencia del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil -también los de los Mossos d’Escuadra, aunque sin compartir información con los cuerpos dependientes del Ministerio del Interior- han empezado a cruzar los datos de los casi doscientos detenidos en las cinco noches de combates en las calles de Cataluña para establecer los nexos entre los diferentes colectivos e iniciar la desarticulación de este fuerza de choque que ha provocado un sinfín de daños materiales en las calles de Barcelona y Gerona, pero también en algunas otras localidades. 

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El Gobierno vuelve a exigir a Torra que condene la violencia «de manera firme, sin matices ni medias tintas»