«No te llamé por si estabas durmiendo», le dijo el jefe de la unidad a la mujer del policía vigués herido en Barcelona

Mercedes Lodeiro REDACCIÓN

ESPAÑA

Cedido

Dos policías gallegos, entre los heridos en la batalla campal de Barcelona. El más grave sufre una fractura de la base del cráneo por el impacto de un adoquín en la cabeza. El otro, un agente coruñés tiene el húmero roto

21 oct 2019 . Actualizado a las 13:57 h.

De los más de veinte agentes heridos en el quinto día de los graves disturbios ocurridos en Cataluña, en especial en Barcelona, un agente vigués adscrito a la unidad de antidisturbios es el que se llevó la peor parte cuando un radical arrojó un adoquín y le rompió el casco. En ese momento, quedó inconsciente. Fuentes policiales sospechan que el lanzamiento se produjo desde un balcón. Sufre una rotura en la base del cráneo y complexión de cervicales, según fuentes hospitalaria. Su estado de salud empeoró el sábado por la tarde y su pronóstico es muy grave.

 

Otro de los agentes que resultó herido grave, con fractura de brazo, es de una unidad de A Coruña. Según informa Alfonso Andrade, sufrió el impacto de un bolazo de acero lanzado con un tirachinas en el entorno de Vía Layetana que le rompió el húmero, aunque ya ha sido dado de alta.

En cuanto al compañero de Vigo, sindicatos policiales denuncian que la mujer del herido no fue avisada hasta más allá de las dos de la madrugada que llamó el jefe de grupo. El comisario de Vigo no sabía nada y el jefe de la unidad gallega no telefoneó a la familia y el director adjunto operativo (DAO) tampoco supo nada hasta esta mañana, aunque entonces este sí se movilizó. Los sindicatos quieren expresar su malestar por cómo se gestionan humanamente estas situaciones.