El paracaidista que descendía con la bandera de España se queda enganchado en una farola en el desfile del 12 de octubre

Ha ocurrido junto al palco de autoridades y el paracadista ha quedado allí atrapado hasta que ha podido ser rescatado

;
Un paracaidista se queda enganchado a una farola en el desfile del Día de la Hispanidad El profesional ha sido rescatado sano y salvo por una grúa

Redacción / Agencias

El paracaidista que descendía con la bandera de España que se iza para el desfile de la Fiesta Nacional ha impactado contra una farola del paseo de la Castellana de Madrid, junto al palco de las autoridades, y ha quedado atrapado allí unos minutos, informa Efe.

Se trata del cabo primero Luis Fernando Pozo, de la Brigada Paracaidista (Bripac), quien en su descenso, en lugar de llegar a tierra frente al palco como es tradicional, ha chocado con fuerza contra la farola, y ha quedado enredado con las cuerdas del paracaídas y de la bandera, recoge Efe.

El inicio de la parada militar lo marca el descenso desde 1.500 metros de altura de dos paracaidistas del Ejército de Tierra, uno de ellos ejerciendo de guía y el segundo portando la enseña nacional, con la que debería haber caído justo enfrente de la tribuna de autoridades en la que se sitúan los Reyes y sus dos hijas acompañados por las más altas autoridades del Estado y militares, informa Europa Press.

Sin embargo, a pocos metros de tocar el suelo, el cabo primero Luis Fernando Pozo Dionisio se ha quedado enganchado de una farola sobre una grada situada a la derecha de la de autoridades, donde se encuentran los principales líderes políticos y otras autoridades civiles y militares.

Tras unos minutos en los que ha recibido el aplauso de ánimo de los Reyes, sus hijas y del resto de autoridades e invitados, el paracaidista ha dejado caer primero la bandera, y el desfile ha continuado con el transporte de la enseña para ser izada.

El paracaidista ha quedado colgando de la farola durante unos minutos hasta que ha sido rescatado por un VAMTAC del Ejército de Tierra, un vehículo ligero dotado con una cesta-grúa. Pese a que en suelo le estaban esperando los servicios médicos, el militar ha descendido por su propio pie y sin lesiones aparentes arropado por los aplausos del público cercano, informa Europa Press.

Fuentes del Ministerio de Defensa han informado de que el cabo primero se encuentra en perfectas condiciones tras pasar reconocimiento médico y el Rey, que se ha interesado por su estado, le saludará una vez finalizado el desfile.

Este incidente no ha sido óbice para que continuara el acto como estaba previsto una vez que la gran bandera que portaba el paracaidista ha sido recogida para ser izada en un acto de honores a los caídos por España, informa Europa Press. En este punto ha llegado la segunda sorpresa de la jornada cuando la soprano Ainhoa Arteta ha sido la encargada de entonar «La muerte no es el final».

Abucheos y pitos a Sánchez y aplausos a los reyes en el desfile de la Fiesta Nacional

Gonzalo Bareño

Más de 4.200 efectivos, 76 aeronaves y 150 vehículos han participado en la parada militar, marcada este año por la exhumación de Franco y la inminente sentencia del juicio del procés

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha sido abucheado tanto a su llegada como en el momento de abandonar la tribuna de autoridades en el desfile con motivo del Día de la Fiesta Nacional. Los reyes don Felipe y doña Letizia recibieron, sin embargo, muestras de cariño y aplausos por parte de la gran mayoría de los congregados en el Paseo de la Castellana de Madrid en el momento de hacer acto de presencia junto a la princesa Leonor y la infanta Sofía. La llegada de los reyes fue anunciada por megafonía, al contrario de lo que ocurrió con la del jefe del Ejecutivo en funciones.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

El paracaidista que descendía con la bandera de España se queda enganchado en una farola en el desfile del 12 de octubre