Sánchez promete subir las pensiones con el IPC tras las elecciones

Modera el programa en materia fiscal y laboral, pero sigue muy lejos del PP, lo que complicaría la idea de la gran coalición

El presidente del Gobierno en funciones y candidato socialista, Pedro Sánchez
El presidente del Gobierno en funciones y candidato socialista, Pedro Sánchez

Madrid / La Voz

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, promete actualizar las pensiones en diciembre de acuerdo al IPC real. Una medida que solo podría tomar si para esa fecha hubiera sido capaz de formar Gobierno, aunque en el PSOE aseguran que Sánchez lo haría incluso estando en funciones. La subida en base al IPC supondría un incremento del 0,3 % si se mantiene la actual tasa del índice para final de año, lo que incrementaría en 3 euros la pensión media, mientras que si se aplicara la actual fórmula de revalorización, del 0,25 % sería de 2,5 euros.

Sánchez presentó un avance de su programa electoral, que resume en 35 medidas sus compromisos en caso de llegar a gobernar. Entre ellos está el de incrementar durante la próxima legislatura el salario mínimo interprofesional hasta los 1.200 euros. El programa no aclara de dónde saldrán los recursos para aplicar esas medidas. De hecho, ya no se concreta el porcentaje de la subida de impuestos a las grandes empresas y a los más ricos, como hasta hace poco, sino que se habla solo de «una fiscalidad justa» para que los que más tengan contribuyan «en mayor medida a la garantía de los derechos sociales».

El PSOE se compromete, además, a reducir el déficit y la deuda pública, lo que en plena desaceleración económica complica esas medidas expansivas en el gasto. Los socialistas matizan mucho también su planteamiento ante la reforma laboral. Se habla solo de derogar los aspectos más lesivos de la norma, pero mediante el «diálogo con los agentes sociales». Es decir, buscando el acuerdo con los empresarios. Otros compromisos son el ingreso mínimo vital y las ayudas al alquiler para jóvenes. En lo que afecta a Cataluña, se habla de abordar el «conflicto de convivencia» impulsando «el diálogo entre catalanes» y del Gobierno con la Generalitat «dentro de la Constitución». 

Casado enfría la gran coalición

El programa se distancia de los compromisos adquiridos en las 300 medidas propuestas cuando buscaba un acuerdo con Unidas Podemos. Pero sigue muy alejado de los planteamientos del PP, lo que complicaría la hipótesis de una gran coalición o un acuerdo programático entre ambos partidos para acabar con el bloqueo del que ya se habla abiertamente en sectores de ambas fuerzas. Una fórmula que el líder popular, Pablo Casado, no descarta, pero que este lunes enfrió. «Yo ya lo dije ayer en Galicia, y con una expresión gallega: dejémonos de caralladas de grandes coaliciones y abstenciones técnicas y vamos a salir a ganar», dijo, el mismo día en el que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, defendía en una entrevista que el candidato que gana» es el que debe proponer una «gran coalición».

Aunque todavía no ha hecho público su programa, el PP defiende profundizar la reforma laboral del 2012, rebajar el impuesto de sociedades por debajo del 20 % o un tope del 40 % en el IRPF. Y, aunque ha moderado mucho su tono sobre Cataluña y Casado no exige aplicar el artículo 155, sí plantea implantar la Ley de Seguridad Nacional.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Sánchez promete subir las pensiones con el IPC tras las elecciones