La ronda de consultas arranca con los partidos pensando ya en elecciones

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias no contactaron a lo largo de todo el fin de semana

El rey, la semana pasada, con la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet
El rey, la semana pasada, con la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet

Madrid / La Voz

El fin de semana transcurrió de la misma forma que lo hicieron los últimos 50 días: sin ningún tipo de avance entre las posiciones del PSOE y de Podemos de cara a la investidura, por lo que la repetición electoral parece ya ineludible.

Pedro Sánchez todavía dispone de margen de maniobra hasta mañana a las 18.00, hora en la que está citado en Zarzuela para cerrar la ronda de consultas con el rey, pero nada invita a pensar en un giro de última hora que permita salvar la legislatura. Tras constatar que nadie tiene apoyos suficientes para recabar la confianza del Congreso de los Diputados, todo apunta a que Felipe VI no nombrará a ningún candidato y se dispondrá a aguardar hasta la llegada del próximo lunes 23 para proceder a la disolución de Las Cortes y oficializar una nueva cita con las urnas el 10 de noviembre.

Las líneas rojas establecidas desde un primer momento por Pedro Sánchez y Pablo Iglesias han imposibilitado que fructificara cualquier tipo de acuerdo para la investidura, y los escasos pero muy sonados acercamientos entre las dos formaciones tan solo han servido para intentar rebajar el grado de descontento dentro del electorado progresista ante la falta de entendimiento. Una burda escenificación tratando de hacer que lo imposible era posible.

El PNV apunta directamente a Sánchez y a Iglesias como los únicos culpables del fiasco Sin embargo, en realidad ambas formaciones llevan casi dos meses alimentando sus calderas pensando ya en el 10N. El presidente del Gobierno se desplazó este sábado a las zonas más afectadas por la gota fría en una visita que le sirvió al departamento de comunicación de Moncloa para distribuir más de 70 imágenes y un buen puñado de vídeos, todos con Sánchez impoluto y como gran protagonista. Regresará este lunes. Ayer no desaprovechó la oportunidad para entrar en directo en el canal que retransmitió el Mundial de baloncesto en China para desear fortuna y mandar ánimos a los campeones españoles a pocos minutos de que arrancase la final contra Argentina. Hoy los recibirá en Moncloa. Pablo Iglesias y el resto de principales dirigentes políticos tuvieron que conformarse con felicitarlos mediante un gélido mensaje en Twitter.

«Problema de liderazgo»

La falta de voluntad negociadora y el reducidísimo margen que todavía resta para llegar a un acuerdo ha motivado que los más optimistas para evitar una repetición electoral se fueran bajando del barco poco a poco. Entre ellos, Aitor Esteban, portavoz parlamentario del PNV, una de las formaciones que se mostró más interesadas en que no muriese la legislatura. El diputado vasco llamó a aguardar hasta «el último minuto» para ver si la situación da un giro de 180 grados, pero admitió que apenas alberga esperanzas. Esteban lamentó que no vaya a cuajar el acuerdo entre PSOE y Podemos, especialmente cuando buena parte de sus bases son partidarios del mismo, apuntando directamente a Sánchez y a Iglesias como los grandes culpables. «Esto ya es un problema de liderazgo y de líderes», expuso. Para Esteban, socialistas y morados se han transformado en partidos que actúan en función de «lo que diga una persona».

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también pidió mantener un hilo de esperanza hasta que concluya el plazo de forma definitiva, pero como buena aliada de Iglesias no dudó a la hora de señalar al responsable, apuntando directamente a «Pedro Sánchez y su círculo», que, según ella, «ya hayan decidido sí o sí ir a elecciones en contra del sentimiento mayoritario» de sus simpatizantes, lo que consideró «una irresponsabilidad».

ERC renueva la confianza en Junqueras y Rovira

La única candidatura que se presentó al 28 Congreso, liderada por dos políticos con problemas procesales

F. B.

Los casi 10.000 militantes de ERC eligieron ayer el tándem conformado por Oriol Junqueras y Marta Rovira como líderes del partido, la única candidatura que se presentó al proceso. El exvicepresidente de la Generalitat y presidente de la formación republicana se encuentra en prisión a la espera de la sentencia del Supremo por la declaración de independencia declarada en el 2017 por el parlamento catalán. Por su parte, la secretaria general del partido se encuentra en Suiza fugada de la justicia española por el mismo motivo. Ambos renovarán sus cargos.

La candidatura triunfadora es continuista también en los siguientes escalafones, ya que se encuentran en la misma dos de los otros nombres con mayor peso en la formación, y que debido a la situación procesal de la cúspide han ido ganando protagonismo en los últimos meses. El adjunto a la presidencia y actual vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la portavoz del partido, Marta Villarrubio.

El 28 Congreso Nacional de los republicanos se celebra en un ambiente preelectoral debido a la situación de bloqueo político a la que asiste el Parlamento español, incapaz de investir a un presidente, por lo que no se puede perder de vista la encarnizada pugna por el voto secesionista que mantiene con Junts per Catalunya, liderada por el expresidente catalán Puigdemont, también prófugo de la justicia.

Rovira: «Que gane el mejor»

En este contexto, Marta Rovira llamó a «reconstruir» la unidad del secesionismo para superar la división entre estas dos formaciones: «El independentismo debe sentarse en una mesa y aclarar si se está dispuesto a avanzar conjuntamente o no». Sin embargo, la secretaria general de ERC se mostró muy crítica con algunos de los últimos movimientos políticos de sus rivales, lamentando los recientes pactos alcanzados con el PSC, la rama del PSOE en Cataluña, para alcanzar el poder en determinados territorios tras las elecciones municipales y autonómicas de finales de mayo, sobre los que reclamó a los herederos de CiU «alguna explicación». En caso de que la unidad resulte imposible, deseó que cada uno tome su camino: «Que gane el mejor y que decida la ciudadanía».

Cs aprecia en el 10N una ocasión para «cerrar el paréntesis negro del sanchismo»

F. B.

La sucesora de Inés Arrimadas al frente de la portavocía de Ciudadanos en el parlamento catalán, Lorena Roldán, consideró ayer que la más que probable repetición electoral supone una nueva «oportunidad» para «echar» a Pedro Sánchez de La Moncloa «y cerrar el paréntesis negro del sanchismo».

Roldán cargó contra el presidente del Gobierno en funciones, al que señaló como el gran responsable del bloqueo político, exigiéndole que explique los motivos por los que se ha mostrado «incapaz» de alcanzar un acuerdo para la investidura. «Sánchez no solo es un problema para España, se ha convertido en el principal escollo para la estabilidad», denunció durante su visita de ayer a la localidad tarraconense de Santa Tecla en unas declaraciones recogidas por la prensa local.

Roldán no solo responsabilizó al jefe del Ejecutivo en funciones de la parálisis a la que asiste el país, sino que también le reservó una importante cuota de culpa por la situación que atraviesa Cataluña, invitándole a aplicar el artículo 155 de la Constitución. «No vamos a permitir que Sánchez no haga absolutamente nada», dijo, invitándole a aplicar el 155, en línea con lo defendido por el presidente de su partido la pasada semana en el Congreso.

Rueda de prensa de Rivera

La ejecutiva nacional de Cs se reúne este lunes en su sede nacional. A la conclusión, Albert Rivera ofrecerá una rueda de prensa, algo muy poco habitual, ya que este espacio suele estar reservado a Arrimadas, Villegas y otros dirigentes naranjas, en lo que parece un intento del líder por recuperar la iniciativa política.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La ronda de consultas arranca con los partidos pensando ya en elecciones