La gota fría remite, aunque causa inundaciones en varias localidades de Madrid

Las lluvias obligaron a cerrar algunas estaciones de metro en la capital, mientras el sureste inicia los trabajos de limpieza

Afectados por las riadas inician la limpieza en Los Alcázares, uno de los municipios mas afectados por las inundaciones
Afectados por las riadas inician la limpieza en Los Alcázares, uno de los municipios mas afectados por las inundaciones

REDACCIÓN / AGENCIAS

La intensa lluvia caída desde media mañana de este domingo en la Comunidad de Madrid ha provocado importantes balsas de agua e inundaciones en varias localidades del este de la región, que han afectado al servicio de una línea de Metro y han obligado a cortar la N-III (Madrid-Valencia) por desprendimientos.

Desde las dos de la tarde los Bomberos de la Comunidad de Madrid han realizado unas cien intervenciones a causa de balsas de agua e inundaciones en localidades como Arganda del Rey (que había sufrido otro episodio de fuertes lluvias a finales de agosto), Nuevo Baztán, Villar del Olmo, Velilla de San Antonio, Campo Real y Daganzo.

Según han explicado a Efe fuentes de Emergencias Comunidad de Madrid, los Bomberos están dando prioridad a los avisos más urgentes, aunque hasta el momento ninguna intervención ha sido de grave riesgo personal.

De momento están ayudando a personas que no podían salir de locales comerciales o de coches por la acumulación de lluvia.

El 112 ha gestionado desde las 13:45 horas un total de 366 expedientes relacionados con la tormenta, que además de balsas e inundaciones ha generado filtraciones o rotura de muros.

De hecho, la intensa lluvia ha provocado desprendimientos en la carretera nacional N-III, en el kilómetro 29, dejándola intransitable en ambos sentidos, por lo que la circulación ha tenido que ser cortada, según ha informado la Dirección General de Tráfico.

Y además, la acumulación de agua en las vías ha obligado también a suspender el servicio de Metro en la Línea 9, entre las estaciones de Arganda del Rey y La Poveda, un tramo en el que los trenes circulan por superficie. Metro ha tenido que habilitar un servicio especial de autobús para poder trasladar a los viajeros entre ambas estaciones.

Mientras, la gota fría que ha devastado el sureste peninsular comenzó a remitir a pesar de mantener bajo aviso amarillo a 14 provincias del centro peninsular y de que sus efectos siguieron causando estragos en el área del Mediterráneo, donde afectados y administraciones comenzaron a evaluar los destrozos en la zona.

Aunque las fuerza de las lluvias se debilitó, la descarga de agua de la DANA (Depresión Aislada en Niveles Altos) en las últimas jornadas, en las que se han contabilizado seis muertes, obligó a realizar nuevas evacuaciones y a mantener cerradas varias vías. Los efectivos de la Guardia Civil de Alicante auxiliaron a unas 2.000 personas. Esta cifra incluye el desalojo en la madrugada del domingo de dos campings, en Crevillent y Guardamar del Segura, ambos pertenecientes a la misma empresa. Entre las personas asistidas se encuentra un bebé con fiebre en Dolores. A última hora de la tarde se buscaba, además, a un hombre de 66 años que había caído a una acequia en esta zona de la Comunidad Valenciana.

Para las áreas más perjudicadas por el fenómeno atmosférico, como Murcia, la Comunidad Valenciana o Andalucía oriental, donde se vivió una noche larga del sábado al domingo, toca hacer balance de los daños causados, achicar agua y calcular las pérdidas econónomicas.

En la Vega Baja valenciana, los vecinos han vivido la peor gota fría en los últimos 140 años. Cuatro días de tormentas históricas que han dejado más de un millar de evacuados, una decena de pueblos anegados, desbordamientos y daños enormes que ahora habrán de ser calculados y resarcidos. 

La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, que calificó de «dantescos» los estragos de la DANA y la crecida del río Segura en el sur de la provincia de Alicante, trasladó a los militares de la UME, en una visita a la zona, que «hay mucho por hacer todavía» y aseguró que el Ejército continuará «el tiempo que sea necesario» con hasta 1.400 efectivos desplazados en Murcia y Alicante. En Andalucía, el presidente Juanma Moreno anunció que el Consejo de Gobierno aprobará el próximo martes unas primeras ayudas urgentes por valor de más de 10 millones de euros para reparar los daños, cifró en 133 municipios los afectados y visitó Alhaurín El Grande (Málaga), su localidad de origen, en la que los vecinos le hablaron del miedo sufrido durante el temporal.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La gota fría remite, aunque causa inundaciones en varias localidades de Madrid