Cero autocrítica del independentismo tras la baja participación en la Diada

La consejera de la Presidencia fue la única del Ejecutivo de Torra que salió a dar la cara

Vista aérea de la plaza de España de Barcelona, epicentro de la Diada 2019, que registró la menor participación desde el 2012
Vista aérea de la plaza de España de Barcelona, epicentro de la Diada 2019, que registró la menor participación desde el 2012 FOTOPERIODISMO.NET | Reuters

BARCELONA / colpisa

El independentismo trató de poner buena cara y defendió el resultado de la manifestación de la Diada, aunque las cifras de participación fueran las más bajas desde el 2012 y a pesar de que la jornada reivindicativa acabara con graves altercados provocados por parte de un grupo de CDR que agredió a una periodista de TVE. Los líderes secesionistas cerraron filas y evitaron cualquier atisbo de autocrítica. La consigna fue decir que el balance de la manifestación fue más que satisfactorio y que ningún movimiento social es capaz de mantener una presión en la calle como la que lleva ejerciendo el independentismo desde el 2012. Fue un «éxito de convocatoria», afirmó la portavoz del Gobierno catalán, Meritxell Budó. La consejera de la Presidencia fue la única del Ejecutivo de Torra que salió ayer a dar la cara. Budó lanzó una pregunta para destacar la capacidad de movilización del secesionismo catalán. Más o menos, hizo uso de la teoría del vaso medio lleno o medio vacío. «¿Qué país es capaz, durante tantos años, de movilizar a centenares de miles de personas de manera cívica y democrática?», preguntó.

Fue su forma de decir que el movimiento soberanista mantiene el pulso, aunque en la manifestación del miércoles pasado registrara la menor afluencia desde el inicio del procés, 600.000 personas, 400.000 menos que en las dos ediciones anteriores. «Probablemente sea la manifestación más numerosa que vaya a tener lugar en el continente europeo este año, y tal vez solo las de Hong Kong puedan desbordar las cifras dadas por la Guardia Urbana», apuntó en la misma línea la diputada Laura Borràs, de JxCat. A su juicio, no se puede hablar de pinchazo. «Hay manifestaciones, como la de Colón (con PP, Cs y Vox) que desestabilizó un Gobierno, a la que asistieron 45.000 personas», destacó.

«Movimiento de fondo»

El concepto al que se agarra el independentismo es el de resiliencia. «La cifra no es tan interesante, lo importante es el movimiento de fondo», reiteró el presidente de la Cámara catalana, Roger Torrent.

El resultado de la Diada complica, además, la negociación independentista para acordar una respuesta unitaria a la sentencia contra los líderes secesionistas. Con el descenso de participación en la manifestación, la ANC pierde una batalla frente a quienes en el independentismo abogan por abandonar la vía unilateral. Es el caso de Esquerra y los moderados de JxCat. Nadie duda de que el secesionismo volverá a salir de forma masiva a la calle si las sentencias del Supremo son severas, pero tras el agotamiento del 11-S Torra tendrá que medir mucho más su respuesta.

Mas no descarta presentarse otra vez a la Generalitat: «Según como estén las cosas»

El expresidente de la Generalitat Artur Mas no cierra la puerta a ser de nuevo candidato al cargo en unas próximas elecciones autonómicas y, aunque ha admitido que no tiene muchas ganas, ha asegurado que dependerá de «cómo estén las cosas», según señaló en una entrevista en TVE. En su opinión, el próximo candidato a la presidencia de JxCat debe asumir el liderazgo y tener menos tradición política que él: «Tiene que ser alguien que se la juegue al salir al terreno de juego».

Mas aseguró que el deber y la responsabilidad le pesará más o menos «según cómo estén las cosas», aunque reconoció que su deseo es no tenérselo que plantear. Mas advirtió además de que el próximo candidato debe estar preparado para asumir que lo puedan inhabilitar, como le pasó a él, según recoge Europa Press. Cree, sin embargo, que no debería haber elecciones porque en la actualidad existe una mayoría independentista en el Parlament y porque, aunque haya diferencias entre JxCat y ERC, la coalición funciona.

Preguntado por si cree que el Gobierno catalán volverá a la unilateralidad, confió en que no: «No estamos instalados ni queremos la unilateralidad, que ha sido consecuencia de la ausencia total de diálogo».

La plaza de Marchena

Este jueves además la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha aprobado la publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de la convocatoria para cubrir la presidencia de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo que actualmente ocupa el magistrado Manuel Marchena, quien cumplirá el 27 de octubre sus cinco años de mandato. Fuentes del alto tribunal dan por casi seguro que Marchena, que trabaja en la ponencia de la sentencia por el desafío secesionista, se presentará a la reelección y no se esperan más aspirantes, aunque esta posibilidad no es del todo descartada.

En todo caso, y una vez que se produzca la publicación de la convocatoria, se abrirá un plazo de 20 días para que puedan presentarse los aspirantes a la plaza, una de las más prestigiosas de la carrera por la trascendencia de las decisiones que se adoptan en esta sala, cúspide de la jurisdicción penal en España. Los candidatos que pasen el primer filtro deberán presentar su proyecto ante una comisión que presentará una propuesta para llevarla después al Pleno del Consejo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cero autocrítica del independentismo tras la baja participación en la Diada