Torra recusa al presidente del Tribunal Superior catalán que le juzgará por los lazos amarillos

Artur Mas asegura que cada vez más gente le pide que vuelva a la primera línea de la política

Imagen del edificio de la presidencia de la Generalitat, de cuyo balcón cuelgan símbolos partidistas
Imagen del edificio de la presidencia de la Generalitat, de cuyo balcón cuelgan símbolos partidistas

c. r. barcelona / colpisa

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha convertido el juicio por el que deberá sentarse en el banquillo en su particular cruzada contra la Justicia española. Tras advertir de que podría no presentarse en la sala de vistas del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña el día del juicio, los abogados de Torra presentaron este lunes un recurso en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña en el que solicitan la recusación del presidente del tribunal que juzgará al dirigente nacionalista los próximos 25 y 26 de septiembre.

El argumento que esgrimen para apartar a Jesús María Barrientos, que además es presidente del TSJC, es a su entender su «flagrante falta de imparcialidad» para juzgar un caso como el de los lazos amarillos, por el que Torra podría ser inhabilitado del cargo durante año y medio, según la petición de la Fiscalía. Los abogados de Torra ponen varios ejemplos para sostener la recusación. Recuerdan que Barrientos abandonó una conferencia del presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, por hablar de «presos políticos» y señalan que en su día afirmó que la decisión de la Junta Electoral de retirar los lazos amarillos «es tan obvia que no debería ser necesaria, porque este es el estado natural de las cosas». 

La vuelta de Artur Mas

El expresidente Artur Mas ha asegurado que cada vez más gente le pide que asuma «más responsabilidades» y vuelva a la primera línea de la política. En declaraciones a RAC 1, Mas, cuya inhabilitación concluye en febrero del 2020 y que ya no tiene responsabilidades al máximo nivel ni en el Gobierno catalán ni en el PDECat, ha puntualizado que este eventual regreso al foco político no es ahora mismo su «deseo principal». «Hay bastante gente, de manera creciente, que me pide que coja más responsabilidades de las que tengo actualmente, que tengo muy pocas, pero no es menos verdad que este no es mi deseo principal», ha remarcado. Por otro lado, se ha mostrado contrario a un adelanto electoral como respuesta a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el desafío independentista y ha insinuado que ERC puede tener un interés partidista en ello.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Torra recusa al presidente del Tribunal Superior catalán que le juzgará por los lazos amarillos