Cristina Cifuentes reaparece abonándose a la teoría de la conspiración y dice que su dimisión «se planificó en un despacho»

La expresidenta madrileña asegura que no tiene nada que ver con la Púnica, por la que ha sido llamada a declarar como investigada


Redacción / Agencias

La expresidenta de la Comunidad de Madrid Cristina Cifuentes ha defendido este lunes que no se ha llevado jamás «ni un euro de dinero público» y que no tiene «absolutamente nada que ver» con la trama Púnica, por la que ha sido llamada a declarar en calidad de investigada el 1 de octubre. Cifuentes ha asegurado también que todo lo que condujo a su dimisión hace año y medio «se planificó en un despacho y se ejecutó con precisión matemática» y ha culpado de ello a políticos del PP y a «algún empresario que quería recibir un dinero de la Comunidad que no recibió».

La expresidenta madrileña ha sostenido que en su «linchamiento» se produjo una «tormenta perfecta» en la confluyeron diferentes intereses de distintas personas que la veían como la causa de sus problemas y decidieron «quitarla de enmedio», entre ellas empresarios que «no vieron cubiertas sus expectativas económicas» y políticos del PP a los que «les vino de miedo» su dimisión en un momento en el que algunos en su partido la veían como la sucesora de Mariano Rajoy.

«Hubo también un componente de venganza en personas que me la tenían jurada desde que empecé a levantar alfombras», ha denunciado quien presidió el Gobierno de la Comunidad de Madrid desde el 2015 al 2018, que ha recordado además que a la oposición también le «venía muy bien» desgastarla.

La imputación, «un mazazo»

En una entrevista concedida a Telecinco, ha desvelado que, para ella, la imputación ha sido «un mazazo», que la disgustó «tremendamente», porque no creía que se fuese a producir nunca. «En el PP lo sabe todo el mundo, en esos años no tuve nada que ver con la gestión económica ni con la gestión de sus campañas electorales... ni con nada de nada», ha asegurado la expresidenta del partido.

En concreto, ha explicado que declarará por el contrato de la cafetería de la Asamblea de Madrid, que se realizó cuando ella era vicepresidenta de la Cámara. Cifuentes ha defendido que, como declaró en sede parlamentaria en la comisión de corrupción, en todas las mesas de contratación en las que estuvo se atendió «al cien por cien de los requisitos técnicos», que no modificó «ni una sola coma» y que tampoco participó en «la elaboración de los pliegos».

Pese a que ahora la decisión la tomará el juez, la exdirigente regional ha sostenido que en España el término imputación «ha perdido completamente su sentido» porque cuando se produce ya se está condenado tanto por los medios como socialmente.

«Ya eres culpable y ya luego no pasa nada si se te levanta la imputación. El sufrimiento entre medias en lo que se queda», ha manifestado. En este punto, ha indicado que ella va a dar «todas las explicaciones» que sea necesario y ha asegurado que su inocencia «en todas aquellas cosas» de las que le ha acusado «va a quedar clara».

El vídeo de las cremas

Respecto al vídeo, que provocó su precipitada dimisión, ha contado que las cremas llegan a su bolso porque «las mete» ella, pero que lo hizo «por equivocación» y «sin querer».

Se trata, según ha explicado, de un error que subsanó en ese momento y ha desgranado que no podía imaginar que había alguien que estaba grabándolo y que lo iban a guardar para utilizarlo «cuando conviniera previo intento de extorsión».

«Me resulta difícil hablar de esto. Es algo de lo que no me siento orgullosa en absoluta, al contrario. Jamás voy a defender que alguien se lleve algo de una tienda, pero es que objetivamente yo no me di cuenta», ha sostenido. En este sentido, ha declarado que a raíz de las imágenes se le ha acusado de cleptómana, algo que es «mentira».

Para la expresidenta autonómica, este vídeo tiene que ver con «las cloacas del estado». De hecho, el asunto se encuentra ya en manos de su abogado que ha presentado una demanda civil contra el centro comercial por la distribución de las imágenes.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Cristina Cifuentes reaparece abonándose a la teoría de la conspiración y dice que su dimisión «se planificó en un despacho»